Condenado por quedarse la colección de guitarras y vinilos de un amigo

Audiencia de Bizkaia./EL CORREO
Audiencia de Bizkaia. / EL CORREO

La colección consta de cinco guitarras Gibson y Fender y alrededor de 800 discos de vinilo valorados en unos 12.200 euros

Olatz Hernández
OLATZ HERNÁNDEZ

Hay personas que miden su vida en la cantidad de libros que han leído o el número de películas que han visto. Los amantes de la música hacen lo mismo con discos e instrumentos, ¿y qué hacer si todo eso desaparece derrepente? Le ocurrió a un vecino de Bilbao, que dejó a un amigo una colección de cinco guitaras eléctricas y unos 800 vinilos y DVDs para que los guardara de manera temporal y nunca se los devolvió. Ahora, la Audiencia de Bizkaia condena al hombre a un año de prisión y a devolver todos los bienes sustraídos. De no hacerlo, deberá indemnizar con 18.600 euros a la víctima.

Los hechos tuvieron lugar en diciembre de 2012, cuando la víctima pidió al acusado que «en base a la relación de confianza y amistad que mantenían desde hacía muchos años», le guardara de manera temporal su colección de guitarras eléctricas y de vinilos, ya que se iba a trasladar a Sevilla. El acusado aceptó guardar tres guitarras Gibson (valoradas en 650, 1.500 y 2.000 euros); otra Gibson Custom americana valorada en 1.800 euros y una Fender Stratocaster del año 1989 valorada en 650 euros. Además, la víctima le hizo entrega de alrededor de 800 discos de vinilo de coleccionista y dos bolsas con DVDs de música y películas, valorados en unos 12.200 euros. Además, la víctima explicó que pare él, el valor de todos esos objetos «iba más allá del estrictamente económico».

Dos meses después de haber entregado toda su colección, el propietario de las guitarras y los discos reclamó a su amigo en numerosas ocasiones que se los devolviera, pero éste le dio largas y evasivas, y hasta dejó de contestar a sus llamadas. Finalmente, la víctima interpuso una denuncia en junio de 2014 por apopiación indebida. Ahora, el tribunal ha considerado probado que el acusado no devolvió esas colecciones que eran propiedad de un amigo y le ha condenado a un año de prisión y a devolver los objetos de los que se había apoderado.

Temas

Bilbao
 

Fotos

Vídeos