Competencia insiste que no se pueden prohibir los pisos turísticos por «problemas de convivencia»

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, en la conferencia del Fórum Europa Tribuna Euskadi, acompañado de Alba Urresola, presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia /<Manu Cecilio
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, en la conferencia del Fórum Europa Tribuna Euskadi, acompañado de Alba Urresola, presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia / <Manu Cecilio

El presidente del organismo supervisor recordó que ha recurrido ante los tribunales la normativa del Ayuntamiento de Bilbao por no basarse en criterios objetivos y proporcionales. También explicó que analizan las tarifas eléctricas para aclarar qué debe cobrarse en las facturas.

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEABilbao

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, insiste en que no se puede prohibir o restringir la proliferación de pisos turísticos en ciudades como Bilbao amparándose en argumentos subjetivos como «problemas de convivencia», ya que la actividad regulatoria ha de estar guiada por «razones objetivas».

Marín Quemada especificó que el organismo del Estado de defensa de la libre competencia está facultado para velar por que las Administraciones aprueben normas que no alteren los mercados, ya sea primando a unos operadores o restringiendo a otros y que en este tipo de procesos tener que «resolverlo en los tribunales es lo ultimo que realmente hubiéramos querido».

Este es el caso de las normativa aprobada por el Ayuntamiento de Bilbao el año pasado y también por el de San Sebastián, estableciendo limites a la extensión de los apartamentos turísticos como que sólo puedan ubicarse en plantas bajas o primeros pisos o en superiores con entradas independientes, o que no se puedan alquilar apartamentos que tengan más de tres habitaciones, que se incluya un número máximo de pisos turísticos por inmueble o que no se puedan situar en edificios de oficinas. El presidente de la CNMC recalcó que «no se puede hacer una normativa amparada en problemas de convivencia», sino que se tiene que basar en razones «objetivas», proporcionales, que hay que «explicar» y «justificarlas».

Marín Quemada, que participó como ponente en un conferencia del Fórum Europa Tribuna Euskadi, argumentó que el recurso se ha presentado desde la CNMC porque «tiene potestad legal» para hacerlo, en un contexto en el que el organismo homologo vasco, la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC), que preside Alba Urresola, no realizado recurso judicial, a pesar de que el organismo vasco es el que teóricamente se encarga de las cuestiones de competencia que afectan internamente a esta comunidad autónoma.

Al inicio de la conferencia, a la que han asistido empresarios y representantes institucionales de Gobierno vasco, Cámara de Comercio, etc, pero no el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, la presidenta de la autoridad vasca, Alba Urresola, hizo una broma sobre sus dudas respecto de la previsión de asistentes a la conferencia «con las multas que pone Marín Quemada» mostrando su alivio al constatar que «afortunadamente veo el foto concurrido», a lo que Marín Quemada respondió que «tenemos una relación mucho más cordial que las palabras de Alba podría haber hecho suponer»

El presidente de la CNMC considera que la extensión de los pisos turísticos en Bilbao supone sólo un «problema moderado» en comparación con otras ciudades, ya que sobre una base de algo más de 160.000 viviendas totales en la capital vizcaína, sólo hay registrados 600 pisos turísticos, aunque es cierto que concentrados en determinados barrios. Pero al mimo tiempo constató que el turismo está creciendo mucho en Euskadi -insistiendo en que ello supone desarrollo económico- pero la oferta turística no lo está haciendo al mismo ritmo, ya que la llegada de visitantes a Bilbao crece a un 6%, mientras que la capacidad de los establecimientos hoteleros tradicionales sólo lo hace a un ritmo del 3%. 

Al margen de la regulación de los pisos turísticos y otras plataformas como las VTC, el presidente de la CNMC se refirió a otros temas en los que están trabajando, especialmente en la nueva atribución que se les ha encomendado por ley de establecer el sistema de peajes y precios de la electricidad. Esperan tener propuestas concretas, basadas en aspectos técnicos y no de carácter político, para el establecimiento del sistema de costes y precios, para el verano, para su información pública y alegaciones de los afectados, para que entren después en vigor a finales de año. El presidente de la CNMC auguró que este proceso culminará con cambios importantes en los sistemas de fijación de precios y factura eléctrica, pero no quiso desvelar si ello implicará una rebaja para la factura de consumidores y empresas.

Finalmente, otra cuestión en la que Marín Quemada se mostró especialmente crítico fue con la «protección excesiva» del Gobierno central sobre Correos, cuando el sector de envíos postales teóricamente está liberalizado y otros operadores debieran poder acceder a los contratos que ahora se adjudican directamente a correos, como los envíos de papeletas electorales o voto por correo.».