El colectivo LGTBI se rompe en Bilbao por el «boicot» al Orgullo

Los promotores del boicot ofrecieron ayer una rueda de prensa./a. h.
Los promotores del boicot ofrecieron ayer una rueda de prensa. / a. h.

Un grupo que se presenta como «anticapitalista» denuncia que la fiesta «absorbe una lucha para beneficio económico y rédito político»

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

La Coordinadora 28J, promotora del «boicot» a la fiesta oficial del Orgullo Gay celebrada el pasado fin de semana en Bilbao, denunció ayer que el programa en el que han colaborado la Diputación y el Ayuntamiento «absorbe una lucha para beneficio económico y rédito político». Las críticas de este colectivo agrietan el colectivo LGTBI de la ciudad y auguran nuevos desmarques en público. Este grupo, en el que se incluyen asociaciones como Sare Lesbianak, Ehgam, Intifada Marika o Guztiok Elkartea, entre otras, ofreció una rueda de prensa en la librería Zirika de la calle Ronda del Casco Viejo para valorar su rechazo al Bilbao Bizkaia Pride, que este año se denominaba Bilbao Bizkaia Harro. Sus portavoces han convocado una manifestación para mañana viernes que partirá a las 19.30 horas de la plaza del Sagrado Corazón. El lema de la marcha será 'No en nuestro nombre! Borrokak darria!'.

Los convocantes se congratularon de que «casi todos los actos» del Orgullo Gay del fin de semana «estuvieron vacíos e incluso algunos fueron cancelados», en referencia al concierto de La Basu, que anuló su actuación por voluntad propia tras hablar con un grupo de diez personas que se declararon contrarias al «mercantilismo» de la fiesta. Por su parte, los organizadores denunciaron «presiones y amenazas» en la suspensión y lamentaron «que aún haya quienes no entiendan que la diversidad es diversa».

«Falta de asistencia»

El colectivo que se presentó ayer en defensa del «boicot» al Orgullo consideró «una respuesta positiva» lo que juzgó como «falta de asistencia» a algunos de los actos oficiales. En su opinión, «el PNV y Ortzadar», organizador del programa festivo y reivindicativo, «decidieron mantener su proyecto dejando de lado a los movimientos LGTB+».

Los críticos aseguraron que la Diputación y el Ayuntamiento destinaron 60.000 euros el año pasado para la fiesta del Orgullo, «que es una copia del de Madrid»; y 70.000 para la reunión de la EPOA (European Pride Organisers Association), prevista para septiembre, «en nombre de un colectivo que se opone a ello».

Tras recordar que lleva 43 años organizando la manifestación del Orgullo, la Coordinadora 28J de Bizkaia reiteró su llamamiento al «boicot» a los actos organizados en el marco del próximo Bilbao Bizkaia Pride, y acusaron «tanto el PNV como a Ortzadar de mantener su proyecto dejando de lado a los movimientos LGTB+». «El fenómeno de intentar absorber una lucha para beneficio económico y rédito político no es nuevo, y por eso rechazamos el Pride de Ortzadar y del Ayuntamiento de Bilbao y Diputación», advirtió el grupo, opuesto a «los destructivos avances del capitalismo».