La Cofradía de Begoña quiere reunir 10.000 euros para las obras del santuario de la Amatxu en Tenerife

Vista de la romería./EFE
Vista de la romería. / EFE

Repartirá 30.000 estampas durante la romería que atraerá a miles de peregrinos a la basílica bilbaína el 15 de agosto

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Se acerca la romería de agosto de la Virgen de Begoña. A partir del próximo martes, y sobre todo el miércoles, el santuario bilbaíno volverá a congregar a miles de devotos de la Amatxu que, como es tradición, llegarán de todos los rincones de Bizkaia y de más allá. De hecho, hasta de Canarias. Porque en la costa norte de Tenerife, en la pequeña localidad de Almáciga, se construye desde hace años una iglesia para acoger la talla de la Virgen bilbaína a la que se rinde culto allí desde que apareció, en una estampas lanzadas al mar en una botella, hace casi 70 años, por un grupo de bilbaínos que peregrinaba a Santiago.

La Cofradía de Begoña destinará todos los donativos que recaude el 14 y el 15 de agosto, además de los de la romería de 11 de octubre, «a terminar el templo canario. El objetivo es finalizar las obras para su bendición y apertura el 29 de abril de 2019», día en que se cumplen 70 años del hallazgo de la botella que unió Bilbao y Almáciga bajo el manto de la Amatxu por parte de un humilde matrimonio de la localidad tinerfeña, según ha explicado Javier Diago, presidente de la Cofradía de Begoña.

La cofradía bilbaína espera alcanzar este la cantidad «de 10.000 euros, que se sumarán a los 11.000 ya recaudados y enviados el año pasado», ha añadido Diago. En esta segunda y última campaña en favor de la construcción de Almáciga la Cofradía «parte con una ventaja. Queremos sumar 10.000 y ya partimos con 3.000 euros». Esta cantidad llegó a través de lo obtenido en dos conciertos del coro californiano Mater Dei Choral Artists que se celebraron el 6 y 7 de abril, uno de ellos junto al coro bilbaíno Ars Viva. «El coro americano nos dijo que destináramos el dinero a lo que nos pareciera más oportuno y así lo hemos hecho», ha comentado Diago. El hecho de que «planteemos una fecha límite, un objetivo, el 29 de abril del año que viene ha generado una gran expectación, allá en Tenerife». Pero además, «anima a la gente aquí a ponerse las pilas».

Como cada año, la Cofradía de Begoña edita una estampa nueva de la Virgen de Begoña para repartir el 15 de agosto. Esta vez se ha optado por reproducir «la misma del año pasado para darle continuidad a la campaña», según Diago. Así, se repartirán 30.000 unidades de la reproducción de la misma lámina que fue enviada desde Bilbao a Almáciga en 1949, como adelanto a la talla que fue remitida después y a la que se rinde culto allí ahora. «La devoción local por la Amatxu es increíble», explica Diago. «El pueblo está lleno de Begoñas, la misma nieta del matrimonio que encontró la botella de los peregrinos bilbaínos se llama Begoña, y el nombre te lo encuentras en bares, clubes, agrupaciones... está muy extendido».

 

Fotos

Vídeos