La Mirilla

Una cierta mirada de Nueva York

Eduardo Hurtado, Gorka Aldama y Edouard Mayoral. /JORDI ALEMANY
Eduardo Hurtado, Gorka Aldama y Edouard Mayoral. / JORDI ALEMANY

Helena Goñi inaugura una exposición de fotografías, 'Great Expectations', en la galería Aldama Fabre

TXEMA SORIA

La temporada de exposiciones se inauguró ayer por la tarde en la galería Aldama Fabre, una de las pocas que queda abierta en la ciudad, ubicada en la Plaza de los Tres Pilares, en Bilbao la Vieja, cuyo nombre corresponde a los apellidos de Gorka Aldama y Eugenia Griffero Fabre. A partir de las siete y media fueron llegando, gota a gota, los invitados a la inauguración de la muestra en la que se presentaban los últimos trabajos fotográficos, 'Great Expectations', de la bilbaína Helena Goñi. A las nueve de la noche la plaza se había convertido en una marea humana que hablaba sobre arte. Centenares de amigos y amigas de la artista acudieron a su llamada.

Eugenia Griffero, que lucía llamativo look setentero, top y pantalón negro, no paraba de saludar a los asistentes, invitándoles a que disfrutaran de la muestra. Una exposición que no deja de ser una cierta mirada de Helena Goñi sobre Nueva York, la capital más fotografiada en el mundo, que llegó a la ciudad de los rascacielos con una beca del Museo Guggenheim. La primera fotografía de la exposición es un primer plano de una mano sosteniendo un teléfono móvil, el símbolo de los nuevos tiempos, en alto. Las siguientes fotos nos van contando la manera en la que ella se relaciona con la ciudad norteamericana y sus gentes.

Las primeras fotos son de caminantes, de espaldas y de frente, hasta que se introduce en un Nueva York muy diferente, algo más oscuro, al que conocemos a través de las películas o los reportajes televisivos, y fotografía a grupos de rock, casas con okupas y hasta dominatrix. El mes que viene Helena y Eugenia volverán a Nueva York, donde presentarán una exposición, 'Tell me how close we are to a riot', en la galería The Storefront Project, en la que la artista mostrará en imágenes su punto de vista sobre Bilbao.

A la inauguración de la muestra se acercaron Alicia Alonso, madre de la artista, que charlaba animadamente con Teresa Querejazu, Alfonso Carlos Saiz Valdivielso, que conoce la historia de la villa y sus gentes como nadie, y María Luisa Bernuy. Asimismo se acercaron el artista Luis Candaudap, Juan Liedo, cónsul de Portugal en la villa; Edouard Mayoral, agregado cultural de Francia en el norte de España y director del Instituto Francés en Bilbao, muy implicado en conocer la cultura de la ciudad; Eduardo Hurtado, director de Getxo Moda, cuyo certamen se celebrará el 6 y 7 de noviembre; Karmele Ugalde, Miren Olabarri, Elena Askarza, el artista Julián Vallejo, Marta Olano y Érika Goyarrola.

También acudieron Mar Mendibe, una de las neurólogas que más sabe en el mundo sobre una enfermedad como la esclerosis múltiple; el fotógrafo Enrique Moreno Esquivel; Iñaki Alonso, presidente del FIG (Feria Internacional del Grabado), que se celebrará entre el 14 y 17 de noviembre; Cristina González, recién llegada de vacaciones; la fotógrafa Erika Ede; Diego González, Paula Casado, Celia Hierro, Josu Aurrekoetxea, Eneko Pinilla, Galder Creo, Florin Gradianu, Gorka Ciscar, Regina Salazar, Maite Perdices, Paula Zumalacarregui, Itziar Hernández Rodilla, Jujo Ortiz, Iker Urkidi, de Bilbao Histórico, Guillermo Barrutieta, Pepe García, Miren Llaguno, Oier Lobera, Jon Martín y Guillermo Arbulu. No faltaron a la cita Patxi Ortún, María Aguirre, Alfonso Egaña, Manolo Mesa, Rut Moreta, Maider Astigarraga, Thomas Trincado, Antton Maya y Fidel Díez.