«Recordaremos a Irene alegre porque así lo era cuando iba en bici»

Los participantes se han tumbado sobre la calzada en señal de protesta por la muerte de la mujer. / Foto: Maika Salguero Vídeo: Luis Calabor

Decenas de personas denuncian la muerte de la ciclista atropellada por un camión y piden que se extienda el límite de 30 por hora a todo Bilbao

XABIER GARMENDIA

A falta de conocer las circunstancias exactas del accidente que este lunes se llevó por delante la vida de Irene, los ciclistas que transitan a diario por las calles de Bilbao consideran que el trágico suceso «no es casualidad, sino causalidad». Decenas de personas se concentraron en la tarde de este miércoles en el mismo lugar en el que la mujer de 46 años fue arrollada por un camión para denunciar la situación de «indefensión» que viven frente a los vehículos de motor, máxime en las vías de circulación rápida como la calle Autonomía. Por ello, piden que el Ayuntamiento tome medidas para apaciguar el tráfico y que extienda a toda la villa la limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora.

Con camisetas negras como muestra de luto y chalecos reflectantes, los manifestantes se concentraron varios minutos en un estricto silencio solo interrumpido por el ruido del tráfico. Allí, en el cruce con Sabino Arana en el que Irene fue atropellada, sus compañeros la recordaron «alegre, porque lo era siempre que iba en bici. La muerte de alguno de nosotros no solo nos entristece, sino que siempre nos inocula un poco más de miedo a la calzada», lamentó Karioka Bacigalupe, portavoz de la asociación Biziz Bizi, convocante de la manifestación.

Noticia relacionada

Los asistentes, que depositaron un ramo de flores en recuerdo a la víctima, comenzaron una marcha hasta el Ayuntamiento tumbándose en la calzada para ejemplificar su debilidad. «Existe el diseño premeditado de la ciudad con arterias a 50 por hora para que los potentes vehículos no se frustren a 30 y sí lo hagamos las personas atemorizadas que nos atrevemos a coger la bicicleta a diario», denunció Bacigalupe. De hecho, los manifestantes señalaron que los últimos casos graves de atropellos a ciclistas se han registrado precisamente en calles de circulación rápida como la Gran Vía y la avenida Lehendakari Aguirre.

Bajo su punto de vista, Bilbao cuenta con un buen transporte público, pero aún no está preparada para los ciclistas, algo que «debe ir más allá» de la puesta en marcha del servicio municipal de préstamo de unidades eléctricas: «Se relaciona más con una ciudad desprovista de puntos peligrosos que matan, con un trazado de carriles bici por el centro de la calzada y bidegorris 100% seguros». Además, indicaron que hace falta potenciar la educación vial para fomentar el respeto hacia quienes no llevan «una armadura de acero».

La concentración ha finalizado en el Ayuntamiento.
La concentración ha finalizado en el Ayuntamiento. / Luis Calabor

 

Fotos

Vídeos