Una cantante con glamour

Pablo Robles, Begoña Puente, Isidoro Romero y Aurora Verduta. /Pankra Nieto
Pablo Robles, Begoña Puente, Isidoro Romero y Aurora Verduta. / Pankra Nieto

Con el concierto de Cuca Roseta se inició, en la sala BBK, la VIII edición de Noites de Fado

TXEMA SORIA

No es la primera vez que la cantante Cuca Roseta actúa en Bilbao. Hace un lustro se presentó ante el público bilbaíno, que descubrió a una mujer que canta con mucho gusto y una gran pasión. Anoche fue la estrella con la que dio comienzo, en la sala BBK de la Gran Vía, la octava edición de Noites de Fado, un ciclo musical que consta de cinco conciertos en el que participarán Carolina (8 de mayo); Joao Farinha & Fado Ao Centro (24 de mayo); Mísia (5 de junio); y Mario Pacheco convida a Sandra Correia y Ana María (19 de junio).

A las ocho en punto, con la sala prácticamente llena, salió al escenario Joseba Martín, que presentó a la cantante portuguesa. Contó que Cuca Roseta, que es cinturón negro de taekwondo, fue integrante de un grupo de pop rock en su juventud. La descubrió Gustavo Santaolalla, productor musical que ha obtenido dos Oscar de Hollywood y más de 20 Grammys, quien le ha ayudado en la producción de sus discos: Raiz (2013), Riû (2015) y Luz (2017). Una mujer que en Portugal es toda una celebridad, habitual de los medios de comunicación y reclamo de las mejores marcas publicitarias del país vecino.

Roseta, que había llegado ayer mismo por la mañana a Bilbao, salió al escenario –lucía un espectacular vestido con transparencias y muy colorido– acompañada de Luis Guerreiro (guitarra portuguesa), Diogo Clemente (viola de fado) y Mario de Freitas (bajo acústico). Su voz, un verdadero torrente, encandiló a los espectadores. El fado, la música que representa el alma de los portugueses, cuyas letras tienden a contar historias llenas de melancolía, de frustración y cierto fatalismo, ha saltado de las tabernas o restaurantes a los teatros.

En el comienzo de la VIII edición de Noites de Fado estuvieron José Ángel Serrano, responsable de Producciones Serrano, organizador de este ciclo; Josune Alboniga; Íñigo Tomás, representante de la Sala BBK; Lina Serrano, Paula Carrasco, el santanderino José Manuel Elola y los ovetenses, residentes en Santander, Eugenio Cimadevilla y María Luisa Grijalba, que no quisieron perderse la oportunidad de disfrutar con la voz de Cuca Roseta. Asimismo se acercaron Javier de la Cruz, presidente de la Asociación de Sumilleres de Bizkaia; María José Gil, Pablo Robles, Begoña Puente, Isidoro Romero, Aurora Verduta, Arturo Antón, Itziar Azkue, Xabier Moragues, Luis Miguel Carpio, Begoña Lebrero, Carmen Sánchez, Rosa Aneas y Ángel Soriano.

No faltaron los jóvenes Kevin Maestre, Koldo Izquierdo, Iván Gómez y Naiara Herrera, además de Eduardo Maiz, que acudió con su hijo Telmo. También asistieron Merche Mendizabal, Amaia Aguirrezabal, Begoña Unzurrunzaga, Begoña Bilbao, José Luis Aguirre, Josu Unzurrunzaga, Jesús Fernández, Ana Salinas, recientemente nombrada subdirectora técnica de Osalan, Óscar Cubillo, crítico musical de EL CORREO, Benito Ramonde, Pacoja Fernández, Eduardo Ron, Berna Hernández, Irene Pedrero, Carlos Correia y Maite Berrio.

Acudieron Carlos Cid, presidente de Gaudeamus Korala de Gernika; Julia Foruria, coralista de este mismo coro; Estibalitz Arrizabalaga, de Unanue Kamara Korala de Ondarroa; Maite Gandarias, integrante del coro Andra Mari de Gernika; Mamen Arrazola, Maite Escalante, Alicia Stuber, Irene Álvarez, Maiteder Loiola y Gonzalo Fernández.