Caen los autores de 34 robos de joyas en casas de ancianas en Bilbao, Basauri y Cantabria

Sin devolver. Estas son las piezas de joyería y otros efectos decomisados a los detenidos que aún no han podido ser reintegrados a sus propietarios. A la izquierda, agentes de la Guardia Civil en Rekalde tras practicar las detenciones./luis calabor
Sin devolver. Estas son las piezas de joyería y otros efectos decomisados a los detenidos que aún no han podido ser reintegrados a sus propietarios. A la izquierda, agentes de la Guardia Civil en Rekalde tras practicar las detenciones. / luis calabor

Los dos ladrones, de 45 y 51 años, origen argelino y que han ingresado en prisión, se hacían pasar por fontaneros para abordar a las víctimas en portales o en la calle

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Se hacían pasar por fontaneros para abordar a ancianas en la calle o en los portales de sus casas y ganarse su confianza. La Guardia Civil sospecha que antes les habían realizado un seguimiento para confirmar que vivían solas. Una vez que entablaban conversación con ellas, les aseguraban que había un problema con el agua en su bloque y que tenían que entrar en su vivienda para realizar alguna comprobación o reparación. Las mujeres, todas pensionistas de más de 65 años, accedían y les abrían la puerta de su domicilio sin sospechar que su intención era robarles. Una vez en el interior, mientras uno distraía a su víctima charlando con ella, el otro recorría la vivienda en busca de algo de valor, generalmente joyas y dinero.

Es el 'modus operandi' que dos ladrones, a los que acaba de detener la Guardia Civil de Cantabria, empleaban para cometer al menos 34 hurtos en casas de mujeres mayores en Bizkaia y en la comunidad vecina. En Bilbao se han contabilizado 14 y uno más en Basauri. El resto se registraron en Santoña (6), Castro Urdiales (4), Laredo (3) y Maliaño (2), así como en Beranga, Sarón, El Astillero y Solares (un caso en cada localidad). No se descarta que pueda haber más casos que aún no se hayan denunciado.

Los dos detenidos, con iniciales D.J. y N.E.L.C., de 51 y 45 años y naturales de Argelia, que ya han ingresado en prisión provisional, vivían en los barrios bilbaínos de Rekalde, concretamente en la calle Gordóniz y en Betolaza. En los registros de estos domicilios, los agentes del instituto armado localizaron en uno joyas sustraídas a las mujeres, que han sido devueltas a sus legítimas dueñas en Castro y Beranga, y en el otro una caja y material de fontanería. En total, se calcula que se apoderaron de 120 piezas de joyería y de 11.500 euros. Se les acusa también de pertenencia a grupo organizado.

Se calcula que han podido sustraer 120 piezas de joyería y 11.500 euros en los hurtos a mayores

'Operación Gotera'

La 'operación Gotera', como la denominaron los investigadores del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santoña, se inició en esta localidad cántabra al detectar una serie de hurtos con las mismas características a personas mayores. El Código Penal diferencia claramente los hurtos de los robos en domicilio, en los que necesariamente tiene que existir fuerza. En este caso, los delincuentes entraban en las viviendas con el permiso de sus dueñas, por lo que no tenían la necesidad de violentarlas, explican desde el instituto armado.

Posteriormente, siguieron a un vehículo ocupado por dos personas que presentaban las mismas características físicas de los sospechosos, y que les condujo hasta Bilbao. Comprobaron que ninguno de los dos tenía una actividad laboral remunerada conocida, ni tampoco se dedicaban a la fontanería. Según fuentes de la Guardia Civil en Cantabria, «decidimos entonces intercambiar información con la Ertzaintza. Nos dieron las denuncias similares que tenían allí y comprobamos que también podían estar actuando en Bilbao y Basauri». Las detenciones se practicaron en la capital vizcaína la semana pasada.

Desde el instituto armado recuerdan que aún quedan joyas y otros efectos, como monedas o relojes, por devolver. Han facilitado una fotografía de estos objetos para que si alguien reconoce alguna pieza de su propiedad se ponga en contacto con la Guardia Civil de Cantabria, en el teléfono 942 660 443, para poder así recuperarlas.