Broncas y pinchazos en el Bilbao de hace un siglo

El Arenal, hace aproximadamente un siglo./
El Arenal, hace aproximadamente un siglo.

La prensa de junio de 1918 reflejaba «reyertas a granel» y también ataques con navaja, como el protagonizado por un descargador del muelle en una taberna de Cantarranas

CARLOS BENITO

Ha llegado el momento de retroceder un siglo. Bienvenidos a las noticias de junio de 1918, que nos muestran un Bilbao y una Bizkaia a veces sorprendentes en su diferencia y otras, extrañamente parecidos a los nuestros: como cada mes, copiaremos una selección procedente de 'El Pueblo Vasco' y centrada en los sucesos, los avisos oficiales y la publicidad de índole más local. No son todas las noticias de la misma fecha, sino que se fueron publicando a lo largo del mes correspondiente, y están tal cual, incluidos los títulos en negrita, con mínimas adaptaciones en la ortografía y la puntuación.

Reyertas a granel. Para las primeras horas de la tarde de ayer, se habían registrado las siguientes broncas. Una en la Plaza de la Cantera, entre una mujer y dos hombres. Campeón de boxeo, la dama dejó lesionados a sus contrarios en tanto que ella contaba ilesa victoria. Otra, en Achuri, entre un cojo y un muchacho gracioso y burlón, que en pago a sus gracias y burlas recibió un muletazo en la frente. ¡Que le sea leve! Otra, en la calle del Víctor, entre dos sujetos jóvenes aún (¡no cabe duda!) en los que hizo presa la más ridícula de las pasiones. Otra, en el muelle de Churruca, entre dos extranjeros beodos y 'tambaleantes' que, a consecuencia del vino, promovieron una bronca de época. ¡Afortunadamente no había al alcance traductores que interpretasen las palabras que emplearon en su léxico abundoso! Y, por si era poco, en las Cortes, Miravilla y Casilla se apuntaron otros escándalos, algunos de los cuales costaron unas horas de reposo en la inspección a los beligerantes.

Niño abrasado. El niño de siete años Ceferino Vicario, que se hallaba jugando en Sestao, en la calle de Iberia, con papeles encendidos, tuvo la desgracia de que el fuego le alcanzase las ropas, originándole éstas graves quemaduras en el cuerpo.

Gripe, mal de moda. Mucho se ha discutido entre las eminencias médicas sobre el origen de la epidemia actual, pero el único punto en que han coincidido es que el mejor modo de evitar la propagación de dicha enfermedad es mandar a la Tintorería La Actividad, Estufa, 2 y 3, las ropas, cortinajes, etc., para someterlos a una enérgica desinfección que destruya todos los gérmenes patógenos.

Campaña moralizadora. En atención a una orden gubernativa, anoche se cerraron todos los cafés-concerts a la una de la madrugada, o sea a la hora que determina la ley. Tenemos entendido que el gobernador, que ha dado el primer paso con la determinación de que acabamos de dar cuenta, se propone llevar a cabo, con toda energía, una campaña moralizadora y de saneamiento en bien de Bilbao. Reciba el gobernador nuestro más entusiasta aplauso y tenga la seguridad de que en nosotros encontrará todo el apoyo que precise.

Por chismes de vecindad. En la casa número 7 de la calle de Zugastinovia riñeron por chismes de vecindad las vecinas Feliciana Barbillo, Antonia Cepera y Ventura Iriarte. La gresca que armaron fue formidable, degenerando la riña en una batalla campal. La Feliciana resultó con una herida contusa en la cabeza y quemaduras que le ocasionaron con agua hirviendo que le lanzó la Ventura Iriarte, que también resultó, como la otra compañera, con varias contusiones de carácter leve.

Vegetarismo. En vista del éxito obtenido en la reunión que en el mes de mayo llevaron a cabo los vegetarianos en la campa de Cruces, ha nacido la idea de dar vida a una sociedad vegetariano-naturista para la propagación de una alimentación y una vida más en armonía con la naturaleza, a la vez que más sana, moral y económica que el régimen cárneo. Con este objeto se convoca a todos los que simpaticen con la idea vegetariana a una reunión que se celebrará el domingo próximo, día 16, en la campa de Cruces (Baracaldo), donde se dará una conferencia acerca de vegetarismo para aquellas personas que aún desconocen dicho régimen.

Capitán premiado. Se ha recibido en la Comandancia de Marina de Bilbao, por mediación del Ministerio de Estado español, una copa de plata con que el Gobierno británico trata de premiar al capitán del vapor bilbaíno 'Astondo-Mendi' por salvamento de náufragos al perderse un buque inglés en el Mar del Norte.

Caninas. En la calle Dos de Mayo tuvo el poco acierto de pasar una niña en el momento en que dos perros, 'jugando a morderse', entretenían a una colección de desocupados dignos de figurar en el libro verde de la Sociedad Protectora de Animales. Uno de los canes se arrojó sobre la niña, haciéndola caer al suelo y mordiéndola.

Arrollado por un tren. En la estación de Portugalete ocurrió ayer un sensible accidente que costó la vida a un pobre empleado de la línea, en la que venía prestando sus servicios desde hace largos años. A las seis de la mañana, hora de la salida del segundo tren, José Malo, interventor de la compañía, se hallaba en el evacuatorio y, como tenía que marchar en el mismo tren, salió precipitadamente, intentando subir a él. Por una confusión tan lamentable como extraña, dado su conocimiento del funcionamiento de la línea, creyó que el convoy marchaba por otra vía de la que él ocupaba y, cuando quiso evitar el error, era ya tarde. El tren se le echó encima, atropellándole y pasando por encima (...). Fue conducido en un coche-camilla al hospital civil de Basurto, donde murió poco después de haber ingresado.

Ayer, en Vista Alegre. Los hermanos Echandía, conocidos por el apodo de 'Chico de Basurto' y numerados correlativamente I y II, se las entendieron con dos novillos salamanquinos, quedando ambos muy bien en el desempeño de su cometido, principalmente el mayor de ellos, que se las hubo con un novillo más grande de lo natural y lógico para ser lidiado sin picadores (...). Con el beneplácito del público obtuvo la oreja, a mi juicio muy merecida, pues el muchacho estuvo muy bravo durante toda la lidia de su morlaco, que a otros más curtidos les habría hecho andar de cabeza. ¡Bien, pollo! Finalizó el espectáculo con el 'match' de lucha greco-romana a cargo de Ochoa y Johnson, de cuyas peripecias se ocupará quien entienda del asunto, en el cual estoy 'pez' completamente. El entradón, formidable, y el público, contento del festejo (firmado: Manolo).

Un pinchazo en la calle Cantarranas. A las doce de la noche, cuando los serenos ordenaban el cierre de las tabernas, un grupo de individuos conversaban en la puerta de la llamada del Aragonés, sita en la calle de Cantarranas. Uno de ellos, llamado Sebastián Arias, se encontraba en completo estado de embriaguez. Los otros dos contertulios que más cerca de él se hallaban eran José Losúa y Esteban Montoya. Sin causa para ello, Sebastián dirigió a Losúa un insulto mortificante, al que este no dio importancia viendo el deplorable estado en que se encontraba. En cambio, Montoya, sin destemplanza pero con acritud, le reconvino, haciéndole ver lo feo del insulto por su gravedad y falta de motivo para dirigirlo. Sin dar mayor importancia a la cuestión, fue a abandonar la taberna, salvando el dintel de la puerta, y en el mismo momento Sebastián se arrojó sobre él, asestándole con una navaja un pinchazo en el cuello (...). Fue trasladado en una camilla al hospital a la una de la madrugada. El guardia de servicio en el barrio trató inmediatamente de proceder a la detención de Sebastián Arias, pero no se le halló ni en su casa, Cantarranas 14, ni en parte alguna. El tal Arias es descargador del muelle y se le conoce en los barrios altos por la frecuencia con que se embriaga.

Un cargamento de bacalao. En el Arenal se descargaron ayer del velero 'Sereur', con destino a esta plaza, 8.200 quintales de bacalao de Escocia e Islandia. Esta noticia, que en otras circunstancias no tendría ningún interés general, lo tiene en esta época de tanto consumo. La escasez de bacalao que se nota hace ya mucho tiempo y que ha hecho que sea codiciado como bocado exquisito da por otra parte una indudable novedad a la llegada de este cargamento.

Niñas traviesas. Han sido denunciadas a la Alcaldía varias niñas que se entretuvieron en alterar el orden de las clases de las Escuelas de Concha y pintar monigotes en las paredes.

Carterista detenido. Los agentes de Vigilancia señores Sánchez Gómez y Monterde detuvieron ayer a José Castrellas Fernández, audaz carterista que hace tiempo tiene cuentas pendientes con la justicia. Este amable sujeto, cojo, manco de un brazo y paralítico del otro, es autor de infinidad de raterías. En 1913 dio tres asaltos a otros tantos caballeros en distintas fondas de Bilbao y les 'arrambló' las carteras, que contenían respetable cantidad de billetes. Ha estado en Eibar y allí ha dado otros tantos golpes. Es, pues, un carterista 'fenómeno' que, a pesar de estar cojo, ha burlado muchas veces a la Policía, y a pesar también de ser manco de un brazo, se ha apoderado de las carteras que se pusieron al alcance de su mano sana, que, por lo visto, goza de perfecta salud y agilidad.

La película: 'Maciste soldado'. Los italianos, siempre pintorescos, siempre llenos de fantasía, quieren hacerse la ilusión de que voltean a los austriacos y se los quitan de delante. Eso, naturalmente, resulta dificilísimo, casi imposible, en las llanuras del Veneto, pero en España la cosa no era tan absurda. Al menos se podía intentar y los italianos la han intentado. Para lo cual han encargado a una casa de películas que contrate al atleta italiano Maciste y lo vista de cazador alpino. Luego han vestido a muchos italianos chiquitos con uniformes austriacos. Maciste los agarra con una mano, los hace girar como peleles y los arroja al aire. Ignoramos si la película se ha proyectado en Italia, pero, si se ha proyectado, debe haber tenido un gran éxito entre el populacho, que de este modo se habrá hecho la ilusión de ver a Italia libre de austriacos algún día. El único lado flaco, ¡qué cosa no tendrá un lado flaco!, de esta película es que se presta a la reflexión más de la cuenta. En efecto, dice la gente, ¿por qué no hacen lo mismo en las trincheras con los austriacos de verdad? «That is the question». Porque, según parece, la guerra no es una farsa, que si lo fuera ya hubieran ganado los italianos hace mucho tiempo. Las autoridades de San Sebastián, comprendiendo que la farsa podía ser molesta y, más que molesta, injuriosa para los austriacos, han prohibido la proyección de la película 'Maciste soldado' en aquella capital. Inútil nos parece añadir que la prohibición es una medida prudente, neutral y de buen gusto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos