Bronca en un kebab de Zorroza: «Nos golpearon con un palo en la cabeza»

Nazim, ayer en el Doner Kebab que regenta./Luis Calabor
Nazim, ayer en el Doner Kebab que regenta. / Luis Calabor

Cinco individuos dan una paliza a dos hermanos paquistaníes que regentan el restaurante porque les querían cobrar la consumición

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

El bar Gernika de Zorroza, ubicado en la calle Músico Usandizaga, al pie del famoso puente de caracol, cambió de manos hace ya unos años tras la jubilación de su propietario. Ahora alberga un Doner kebab regentado por tres hermanos pakistaníes. La madrugada del pasado domingo, dos de ellos tuvieron una desagradable visita. Eran aproximadamente la una y veinte de la madrugada cuando, a punto de bajar la persiana, entraron cinco individuos, algunos de los cuales ya habían estado antes en el local.

Nazim Hussan, de 28 años, en ese momento se encontraba sentado en una mesa: «Pidieron dos cervezas y mi hermano, que estaba en la barra, se las dio». Adan Abas, de 20, les indicó el precio, «pero no querían pagar». Para evitar problemas y ante la actitud agresiva de los clientes, el joven claudicó: «Vale, llévate las cervezas, no pasa nada». Sin embargo, aquellos hombres se quedaron en el establecimiento. «¿Qué pasa?, ¿qué estás mirando?», le espetó uno con la clara intención de buscar el enfrentamiento. «Nada», respondió Adan. Y entonces aquel tipo pegó un puñetazo a la vitrina de cristal ubicada sobre la barra donde suelen exponerse los pinchos. Se hizo añicos. Los cristales le provocaron una herida en el brazo, de la que sangraba abundantemente. Muy enfadado, arrojó el estante contra el interior de la barra, donde se encontraba el camarero.

Caja registradora

El agresor salió entonces del local, abrió el coche en el que habían llegado y que dejaron aparcado a la puerta y regresó con un palo. Sus acompañantes también se armaron con bates de madera con los que empezaron a agredir en la cabeza a los dos hermanos, mientras arrojaban al aire mesas y sillas.

A Nazim le asestaron «cuatro palazos en la cabeza» y como consecuencia de los golpes también se le hinchó un brazo. Los dos hermanos paquistaníes acudieron después al hospital a que les curaran. Todavía ayer estaban doloridos. Antes, uno de ellos llamó a la Ertzaintza. Los cinco asaltantes había huido llevándose el dinero de la caja registradora.

Cuando llegaron al Doner kebab los primeros ertzainas, comprobaron los destrozos. Nazim y Adan les contaron lo que había sucedido. Como uno de los agresores se encontraba herido por los cortes de los cristales, los policías acudieron a las Urgencias del cercano hospital de Basurto. Su olfato dio resultado. Acababa de ingresar un individuo, que se correspondía con la descripción aportada por las víctimas, con heridas en un brazo. Tras confirmar que se trataba de la misma persona, los policías le comunicaron que estaba detenido por un delito de lesiones por agresión. Se trata de un conocido de la Policía por su amplio historial delictivo.

La familia de Nazim y Adan lleva ocho años en Bizkaia, los cuatro últimos ganándose la vida sirviendo bebidas y preparando el plato tradicional turco con láminas de carne de cordero, pollo o ternera, además de pizzas. Ahora, los hermanos temen que alguno de estos cinco individuos pueda regresar. «Antes de irse nos amenazaron con que volverían con más armas», recuerdan.

Los ánimos están caldeados en Zorroza. No hace ni un mes, el pasado 23 de mayo, una mujer de 64 años fue brutalmente agredida en la estación de tren. La víctima iba a coger el primer convoy para ir a trabajar, a las cinco y cuarto de la mañana, y le pidió a un joven que estaba tumbado en el suelo que le dejara pasar. La respuesta fue una paliza. La asociación de vecinos de Zazpi Landa ha convocado una concentración para mañana en Guggenheim, a las 20.00 horas, contra la violencia y los realojos en el barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos