Bizkaia quiere atraer 85.000 turistas más al año y que gasten hasta 510 euros

Ochandiano y Pradales, en la rueda de prensa de este jueves. /BORJA AGUDO
Ochandiano y Pradales, en la rueda de prensa de este jueves. / BORJA AGUDO

El Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación invertirán 4 millones en promocionar el sector y 5 millones en eventos

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

«Queremos crecer en turismo pero no de cualquier manera». Con ese mensaje abrió fuego este jueves el concejal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Bilbao, Xabier Ochandiano, en la presentación de la radiografía del sector, que sigue creciendo de forma imparable. Su homólogo foral, Imanol Pradales ahondó en el objetivo: «No sólo queremos que vengan más sino que se queden más tiempo, que se repartan a lo largo de todo el año y se expandan todo el territorio, y que repitan, que regresen».

Sólo una hora antes de reunirse con los principales agentes turísticos, Ochandiano y Pradales concretaron que la marca Bilbao-Bizkaia «es uno de los destinos que más ha crecido en el eje atlántico en los últimos cuatro años». Las entradas de visitantes subieron un 20,1%, las pernoctaciones un 25,3% y la estancia media rompió por fin la barrera de las dos noches en el territorio, aunque el entorno de Bilbao arroja todavía una media entre 1,82 y 1,97 noches. Las instituciones calculan que estos incrementos han tenido un impacto en 1.903 millones de euros y han generado casi 49.973 empleos vinculados al turismo.

El Plan de Acción de Turismo Bilbao Bizkaia 2018-2025 presentado este jueves es ambicioso. El Ayuntamiento y la Diputación se han marcado como objetivo atraer a 85.000 turistas más en cada ejercicio de ese periodo. Del mismo modo, aspiran a que crezca la cifra de pernoctaciones en unas 200.000 cada año. Los porcentajes –representa un 5% y un 6% de subida, respectivamente– están en la línea de los registrados últimamente.

Gastos

La fotografía anual del turismo vizcaíno reveló una vez más que el visitante extranjero gasta más que quien proviene de otros puntos de España. Los españoles que nos visitan se dejan 297 euros de media, desplazamiento aparte. Quienes atraviesan la frontera, en cambio, asumen facturas por valor de 398 euros. Los mandatarios vizcaínos se han fijado el objetivo de que, para 2025, el turista nacional gaste 365 euros y el extranjero 510 euros de media, desplazamientos aparte.

«En los próximos años va a crecer la capacidad hotelera en unas 1.000 habitaciones por las aperturas anunciadas», recordó Pradales. La clave de su rentabilidad tendrá que ver con la ocupación media a lo largo del año. Ahí también se viene experimentando una mejoría. Si en 2015 la media de los hoteles estaba en el 36%, el año pasado fue del 58% gracias al empuje de eventos de gran tirón como las finales de rugby, los premios MTV, o los '50 Best Restaurants'. «Las previsiones internacionales apuntan a que el turismo seguirá creciendo durante la próxima década y tenemos que llevarnos una parte de esa tarta», apostilló el mandatario foral.