Bizkaia busca al turista europeo que ahora no viene

Gráfico/Josemi BenítezGráfico
Gráfico / Josemi Benítez

La Diputación radiografía ocho potenciales mercados europeos para conocer sus preferencias y ofrecerles un menú turístico a la carta

IZASKUN ERRAZTI

¿Qué tenemos nosotros que les falta a ellos? Esa es la clave que guiará en adelante los pasos de la Diputación de Bizkaia en materia de turismo, porque ya no le vale con enlazar año tras año buenos registros de entradas nutriéndose de los de siempre. Del visitante que llega al territorio por el efecto llamada del Guggenheim y la posibilidad de disfrutar de una buena experiencia en torno a una mesa. «Si queremos seguir atrayendo a los que ya tenemos, lo hacemos genial y funciona, pero para captar a nueva gente hay que entrar en el armario y salir vestido de otra forma», se plantean desde la institución.

Antes de planificar su estrategia los responsables forales han querido saber en qué mercados potenciales es posible intervenir para que aquellos ciudadanos que viajan y ni se plantean como opción el destino Bilbao-Bizkaia lo tengan en cuenta. ¿Cómo? Transmitiéndoles de manera directa que aquí está lo que buscan y la herramienta para hacerlo es internet. «Por eso, octubre marcará el lanzamiento de un serie de campañas digitales diferenciadas, en función del nicho de turismo al que vayan dirigidas, porque ahí va a estar nuestro margen de crecimiento».

Todo forma parte de un plan de marketing que la Diputación ha elaborado con el objetivo de conocer «cuál es nuestra imagen, cómo está posicionada, cómo son los turistas que vienen y, sobre todo, los que no vienen». Para sondear a este último colectivo realizó más de 2.800 encuestas voluntarias entre posibles 'consumidores' de ocho mercados europeos. Los más viajeros de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Holanda, Suecia, Estados Unidos y Portugal han hablado, y han lanzado algunos mensajes que resultan sorprendentes.

Francia En busca de destinos «auténticos, muy verdes»

El turista potencial procedente del país vecino ofrece un perfil de estudios superiores, con trabajo, que viaja con su pareja una vez al año –preferentemente en verano–, a Italia, Irlanda y Escocia. Al francés no sólo le mueve la proximidad. Los países «muy verdes», la oferta cultural y la identidad específica del territorio también le atraen, y mucho. «Buscan destinos auténticos, donde la identidad tiene presencia, insólitos. Y ahí encajamos», celebran en la Dirección de Turismo.

Los galos reconocen más Bilbao que Bizkaia y no lo consideran un destino caro. «Si no vienen es porque tienen otros lugares en mente». Cualquier ciudad de la Francia atlántica se considera similar a la capital vizcaína. Burdeos, Nantes, Brest... Y reconocen que aquí el Guggenheim es la estrella, como la gastronomía. Pero el motivo por el que nos elegirían es el paisaje. «Hemos vendido un destino muy de museo, de cocina, y tenemos una ciudad fantástica, pero hay que saltar esa barrera y decir que nuestro entorno es verde, la costa maravillosa y que aquí van a aprender cosas y a contactar con gente única», advierten desde la Diputación, para la que el francés «es el mercado más difícil de atacar», porque allí «cuenta mucho la opinión de otros consumidores».

Alemania Un millón de personas deseosas de hacer surf

Los alemanes buscan un destino más de costa, «porque la suya es escasa». Además, no hay olas en el Báltico, y alrededor de un millón de germanos se mueven cada año en vacaciones por su afición al surf. «Todavía no nos hemos dirigido a ellos. Ahora vamos a estar en todos los entornos digitales donde este deporte está presente en Alemania», advierten los responsables forales.

Los teutones con estudios secundarios y universitarios y los jubilados son los que más se mueven. Al menos una vez al año, «en busca de tranquilidad». Ahí juega un papel importante el turismo rural y activo. «Hay mucho potencial, un nicho fuerte que hay que aprovechar», insisten.

A la hora de organizar su salida, la opinión de otros no es prioritaria para los alemanes, que sí miran el precio, y para quienes Bilbao se parece a cualquier ciudad de Italia y de la España mediterránea. «Lo que de verdad les importa es lo bien organizado que esté el destino». Internet es la principal fuente de información en un proceso de decisión y reserva que dura de tres a seis meses. «Tenemos que estar ahí».

Reino Unido La importancia del Athletic y de ser «un poco raros»

El mercado urbano tira del turista británico, nativo digital, que todo lo hace en internet. Sus referentes están en Francia, Alemania, Italia... En ciudades como Florencia, Marsella, Lyon... Yahí Bizkaia tratará de encajar su oferta. «Somos un destino bueno para un fin de semana», reivindican los responsables forales, que a la hora de buscar elementos que sirvan de reclamo para este mercado lo tienen muy claro. «El fútbol es importante, y el Athletic, una vía para llegar al Reino Unido muy fuerte». Además, 2020 traerá consigo una oportunidad «inmejorable para reposicionarnos ante esa gente que nunca pensó en venir», ya que Bilbao será una de las sedes de la Eurocopa.

El Golfo de Bizkaia también juega a nuestro favor. «Para ellos existe Bay of Biscay. Nos tienen bien ubicados, su mentalidad es atlántica». Y la identidad, que aprecian otros mercados, también tiene valor para el británico, «que nos ve raros. Por la singularidad vasca, el idioma, que no se sepa de dónde venimos... Las referencias políticas también tienen peso», apuntan los autores del estudio.

Italia Ni costa, ni naturaleza. «Fiesta, verano, disfrute...»

Los italianos que se resisten a pisar Bizkaia están convencidos de que no es un destino atractivo, aunque aprecian la identidad vasca, la pasión que levanta el fútbol... No quieren costa ni naturaleza. Tienen las suyas, «preciosas». La España de las islas, la mediterránea, encaja de maravilla en sus gustos, porque buscan «fiesta, verano, disfrute...». Por eso el italiano resulta «un mercado complicado» para el territorio, «que nos deja diferenciarnos menos, aunque también hay potencial».

¿Cómo captar a este turista, mucho más desorganizado a la hora de preparar su salida y con mayor pretensión de gasto que otros?». Ofreciéndole «una experiencia muy de verano, posicionando muy bien las fiestas populares, la Aste Nagusia... Convenciéndole de que aquí se lo va a pasar genial».

Estados Unidos El valor de las personas y el tirón del Guggenheim

Bizkaia rara vez será destino final para los americanos, que en todo caso enmarcarían una parada en el territorio dentro de un viaje más amplio. A Barcelona o Madrid. Pero hay un motivo para venir, el Guggenheim. Para incrementar ese tirón la Diputación echará mano de los propios vizcaínos, porque los estadounidenses «nos ven acogedores. Les parecemos majos, jatorras». Por eso, «la gente de aquí» será la protagonista de la campaña digital con la que abordar el mercado americano.

«La georeferencia» es importante para los 'yankies', que tienen el Golfo de Bizkaia muy identificado, «porque cuando llegan a Europa buscan su puerta de entrada o de salida». Bilbao podría aspirar a ser el acceso «al Atlántico sur» del viejo continente. Un vuelo directo con Estados Unidos nos ayudaría mucho», reconocen en la institución foral.

Holanda Un país que suspira por las montañas

Las encuestas dicen que los holandeses no solo viajan en verano. Son muchos los que organizan al menos otra salida al año, movidos por su gusto por la cultura y el paisaje. Y eligen destinos próximos, preferentemente Bélgica. Buscan montañas, «porque ellos no tienen». El precio no supone un problema. Por eso en su posicionamiento en este mercado, la Administración les venderá la imagen «de una pequeña Suiza en Bizkaia». Hay que recordarles que «aquí tenemos grandes parques naturales».

Suecia Un destino alternativo «de playa de calidad»

El azul es el color de Euskadi a ojos de los mercados nórdicos. Y tiene una explicación: «Ellos no tienen playas, ni bonitas ni calientes». Por eso, Bizkaia se postulará ante ellos «como un destino alternativo de playa de calidad», que ofrece actividades, cultura, una ciudad bonita, un hotel de nivel...

Los suecos, está claro, buscan un poco de sol, «y aquí no se lo podemos garantizar», pero en comparación con la suya, la temperatura del mar Cantábrico «es bastante mejor» y supone una baza. «Su posicionamiento mucho más al norte hace que nos vean como un lugar de vacaciones, como una ciudad sureuropea, y lo tenemos que aprovechar».

Portugal Sentirse como en casa

«No hay excusa para no atacar Portugal». Así de claro lo tienen los técnicos del departamento foral de Turismo, que ven en el luso «un mercado de cercanía». «Se parecen más a nosotros de lo que pensamos y nos conocen bastante. Saben quienes somos y nos relacionan bien», advierten. Bilbao, dicen, se parece a Oporto, Lisboa... a cualquier ciudad portuguesa. Por eso, aquí «se sienten como en casa».

Es fácil, cree la Diputación, a traer al turista luso, porque incluso el que nunca se ha planteado visitar Bizkaia encuentra razones para hacerlo. «Estamos muy bien conectados y tenemos mucho que decir».