«En la ría de Bilbao se puede pescar de todo»

Julián Martín lleva desde los 13 años pescando en la ría. / PEDRO URRESTI
Julián Martín lleva desde los 13 años pescando en la ría. / PEDRO URRESTI

Julián Martín, veterano de los concursos y miembro de la sociedad Lora Barri de Portugalete, atesora un centenar de trofeos

SERGIO LLAMAS

A Julián Martín le conocen como 'el pescador de la moto'. Descubrir el mote de este vecino de Leioa, de 72 años, no resulta complicado. Es raro no verle junto a sus cañas, con la scooter aparcada al lado. Ayer no faltó a su cita con el 54º Concurso de Pesca Deportiva que la sociedad recreativa Lora Barri de Portugalete, de la que es socio desde 1986, organizó en el muelle de Churruca. Con un ojo en el sedal y otro en la ría, explicaba los secretos de la pesca en el Nervión.

«En la ría se puede sacar de todo, lo mismo una lubina que una dorada», afirmó Julián, que ahora que está jubilado pesca varios días a la semana. Tantos como le dure el cebo. «El otro día saqué una breca de 840 gramos y esos son peces que están sólo en aguas muy limpias. Te puede salir cualquier cosa, hasta un lenguado», añadió. Donde suele ponerse, en Las Arenas, coge salmonetes, y aunque depende de la temporada -los mejores meses son junio y julio- saca sobre todo mojarras.

La clave

6,948
kilos de pescado sumaron ayer los más de 20 participantes del concurso organizado por Lora Barri. El ganador, Gonzalo González, se llevó el trofeo gracias a sus 1,383 kilos de capturas. La presidenta, Irene Fernández, destacó los buenos resultados. «El año pasado fueron 4 kilos y pico».

Ayer 'el pescador de la moto' se estrenó precisamente con una mojarra de 189 gramos. La sacó pocos minutos después de que sonara la bocina que marcaba el inicio del concurso, a las nueve de la mañana. Más tarde capturó otra de menos de 150 gramos, que devolvió a la ría. Al hacerlo recordó una dorada de cinco kilos que capturó junto a un amigo. «Cuando la sacamos la escondió en los pantalones para guardarle, porque no queríamos que nos quitaran el sitio», señaló con una sonrisa.

Madrugar y buen cebo

Julián aseguró que el muelle de Churruca es buena zona para pescar, sobre todo entre el reloj que hay cerca del Puente Colgante y el final del espigón. También Erandio, aunque «cuanto más hacia Bilbao, los peces están menos limpios». Eso sí, «desde hace unos años, los peces entran más adentro. Pero mi mujer no quiere que le lleve de allí porque comen más porquería», apuntó.

Julián pesca desde los 13 años. Entonces iba con su hermano a Santurtzi y a falta de anzuelos utilizaba un alfiler doblado. «Sacábamos panchitos y chicharrillas», señaló. Pronto descubrió que se le daban bien los concursos. Tanto que ahora tiene más de cien trofeos. Una las claves del éxito es madrugar. «Pican más al romper el día. Yo pesco desde las 5.00 hasta las 11.00 horas», detalló. La otra, usar buen cebo. La gusana roja que se coge en Sestao y Lamiako sirve, pero son mejor los armenitos que se consiguen en la playa o los cangrejos.

 

Fotos

Vídeos