Bilbao lidera en España el compromiso con la movilidad sostenible

El informe también destaca que el reto es promocionar más el desplazamiento en bici. /Jordi Alemany
El informe también destaca que el reto es promocionar más el desplazamiento en bici. / Jordi Alemany

La villa obtiene un 6,9 sobre 10, seguida de Valencia y Barcelona, según un informe realizado por Greenpeace

EFE

Bilbao encabeza la clasificación de las principales ciudades españolas por su compromiso con la movilidad sostenible gracias al aumento de sus zonas peatonales, según un estudio realizado por Greenpeace. El estudio, realizado en doce ciudades españolas (Albacete, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Murcia, Palma, Pamplona, Santiago de Compostela, Sevilla, Valencia y Zaragoza), ha analizado el grado de compromiso de los ayuntamientos con respecto a sus propios planes de movilidad, comparando indicadores de su oferta de transporte público, su red de vías ciclistas y calles peatonales o su nivel de contaminación y ruido.

Según Greenpeace, Bilbao encabeza la clasificación al colocar la movilidad peatonal en el centro de la vida urbana, con un 64% de los desplazamientos a pie frente a solo el 11% en automóvil. La capital vizcaína es la ciudad mejor valorada en movilidad con una puntuación de 6,9 sobre 10, seguida de Valencia (6,6) y Barcelona (6,5). Las tres ciudades destacan por una apuesta decidida por los modos sostenibles, con medidas de gran calado que están permitiendo reducir el uso del coche y mejorar la calidad de vida de su ciudadanía.

La organización ecologista destaca también actuaciones recientes en Bilbao como la recuperación de espacios peatonales, una variada oferta de transporte público o la transformación en 'Ciudad 30', reduciendo la velocidad máxima de circulación en el 87% de sus calles. Como retos de futuro para Bilbao, el informe cita la promoción de la bicicleta, todavía muy minoritaria respecto a ciudades de su entorno como Donostia o Vitoria-Gasteiz. También existe la amenaza de un crecimiento del Gran Bilbao «excesivamente dependiente del automóvil», con infraestructuras como la 'Super Sur' que incentivan el uso del coche.