Bilbao está más cerca de acoger el 'Europride', la fiesta gay por excelencia del continente

Fiesta en un barco en Bilbao/E. C.
Fiesta en un barco en Bilbao / E. C.

La villa se impone a Atenas en la carrera por acoger en 2019 la asamblea que reúne a los colectivos LGBT+

OLATZ HERNÁNDEZ

El azul Bilbao es uno de esos colores que combina con casi todo, también con las franjas de la bandera arcoíris, símbolo del orgullo LGBT+. Y es que la villa será sede en 2019 de la asamblea general anual de la EPOA (Asociación Europea de Organizaciones del Orgullo) entre el 20 y 22 de septiembre de 2019. La buena nueva no acaba ahí: esta cita abre la puerta a que, a medio plazo, la ciudad pueda acoger el Europride, la cita más importante del orgullo gay en el continente.

La competencia estuvo muy reñida, ya que Atenas e Ibiza también luchaban por la candidatura. Finalmente, la victoria de Bilbao se dio a conocer este sábado, en Viena, hasta donde se desplazaron representantes de la Diputación, el Ayuntamiento y de Bilbao Bizkaia Pride. «Este evento nos permite mostrarnos como un territorio y una ciudad diversa y abierta que trabaja por ser cada vez más inclusiva», valoró el diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales.

Hace ya tiempo que la regeneración de la villa trajo una modernización en el aspecto del urbanismo, pero también del pensamiento, convirtiendo a Bilbao en «una ciudad 'friendly', abierta y atractiva», destacaron los representantes del Ayuntamiento. Un ejemplo de ello son las 15.000 personas que participaron en las actividades de apoyo a la diversidad el año pasado.

Elección atípica

Ciento veinte delegados se reunieron este sábado en Viena y se espera que a Bilbao acudan más. «En la asamblea de septiembre del año que viene se elegirá la sede del Europride 2022, lo que movilizará a mucha gente», explicó Fabio González, responsable de la candidatura. La elección de la villa era algo que muy pocos esperaban: «Bilbao no es la típica ciudad que se lleva estos eventos. Suelen ser grandes nombres como Londres o Madrid», reconoció González. Sin embargo, hubo aspectos que decantaron la balanza a su favor como «que fuera una urbe menos conocida y que la cita coincidirá con el 40 aniversario de la descriminalización de la homosexualidad en España».

El componente social y solidario con los colectivos LGBT de los Balcanes y los países Bálticos también tuvo algo que ver. «Nuestro mensaje es que la inclusión compete a toda la sociedad. Sobre todo en un momento como este, en el que no sabemos muy bien si se avanza o se retrocede en materia de derechos».

Ahora, la meta a medio plazo es albergar el Europride, un evento que en 2007 congregó a unos dos millones y medio de personas en Madrid. «Se espera que Bilbao dé el salto a este evento y estamos bien posicionados para conseguirlo», destacó el responsable de la candidatura. En un momento en el que la villa atrae eventos de gran nivel como la gala de los MTV, acoger el Europride sería todo un reto y, por supuesto, un orgullo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos