«Bilbao está empujando fuerte para instalarse en la élite del turismo mundial»

Darceaux lleva 13 meses al frente de Air France-KLM en España. /E. C.
Darceaux lleva 13 meses al frente de Air France-KLM en España. / E. C.

«Es el momento perfecto para apostar por esta ciudad», afirma Boris Darceaux, Director General de Air France-KLM en España y Portugal

Josu García
JOSU GARCÍA

Boris Darceaux, de 45 años, es el máximo responsable del grupo Air France en España y Portugal desde hace 13 meses. El directivo se declara enamorado de Bilbao. Su compañía ha puesto estos días el foco sobre Bizkaia. A partir de marzo, la firma gala incrementará un 30% la capacidad de sus aviones para dar el salto desde este territorio a París. Se trata de un destino vital para Loiu (178.000 usuarios en 2017), muy demandado por turistas y familias que van a Eurodisney, pero también por hombres de negocios que viajan en conexión a Estados Unidos, África o Asia. La ruta no sólo es importante para los vascos. Darceux avisa:«El tráfico entrante y el saliente están muy equilibrados; cada vez viene más gente a Loiu».

– ¿Por qué Air France decide en este momento invertir en Bilbao?

– Nuestra conexión entre 'La Paloma' y París va a cumplir 19 años y es el instante perfecto para reforzar nuestra apuesta. Vemos que hay posibilidades de crecer.

– ¿Cuáles son las fortalezas de nuestra ciudad?

– Bilbao es dinámica. Tiene empuje. Hay mucha gente haciendo negocios en Francia y en todo el mundo. Tenéis el Guggenheim y también un montón de eventos que resultan atractivos. Lo vimos con las finales de Rugby. Decenas de miles de personas llenaron la urbe. La capital vizcaína está empujando fuerte para instalarse en la élite del turismo europeo y mundial.

– ¿Cree que la celebración de estos actos internacionales, a veces criticados por distintas voces, son importantes para la imagen de Bilbao?

– Mi sensación es que las instituciones de aquí están trabajando duro en la proyección de este territorio. Llevan 10 o 15 años en este camino. Bizkaia es un sitio muy atractivo en el presente y con un potencial muy grande de futuro. Ahí están los premios de la MTV o la Eurocopa de 2020. Muchas cosas buenas están por venir. Yno soy experto en marketing, pero sí me parece que este tipo de eventos son muy positivos. No sólo por el impacto de los dos o tres días que duran sino porque mejoran la reputación a largo plazo. Se habla de Bilbao en los medios y en las televisiones de medio mundo. Sin duda, apoyamos este tipo de iniciativas.

– No incrementarán los vuelos, pero sí emplearan aviones más grandes.

– Volaremos con el 'Airbus 318', con capacidad para unos 130 pasajeros. Hasta ahora veníamos usando aeronaves 'Embraer', con entre 76 y 100 plazas. El aumento es importante.

– ¿Qué otros cambios prevén?

– Para empezar vamos a ofrecer un servicio bussines normal y diferenciado, con más privacidad (al ser los aviones con filas de tres asientos en cada lado, una de las butacas, la central, no saldrá a la venta para que el pasajero bussines gane en confort). Además, en el aeropuerto de Charles de Gaulle vamos a cambiar de terminal. Nos mudaremos de la 2G a la 2F, que es desde donde salen muchos de los vuelos internacionales. El tránsito será más rápido y ágil.

– ¿Cuánto tiempo se va a ahorrar el cliente?

– Depende de factores ajenos a Air France. Es difícil cuantificarlo, pero todo va a ser más fácil.

– Desde hace años hay en Loiu una lucha feroz por el pasajero de largo radio, el que más dinero deja en las arcas de las compañías. En 2017, Lufthansa aumentó un 35% su oferta para volar a sus 'hubs' o nudos de conexión de Alemania. Ahora lo hacen ustedes, que también entraron en el tablero con la ruta de KLM a Amsterdam.

– Es cierto. Hay una batalla. Estamos todas las grandes aerolíneas peleando por atraer a los pasajeros de este tipo. No sólo en Bilbao. También en muchos otros sitios. El largo recorrido es importante. Pero el pasajero también se beneficia de esta competencia. Nosotros estamos siempre esforzándonos para optimizar nuestros servicios, con asientos más cómodos, mayor tecnología... El objetivo es mejorar para ganarse la lealtad del cliente. Y eso es bueno.

Un 66% en conexión

– ¿Qué tipo de cliente tienen en la ruta Bilbao-París?

– El 66% son viajeros en tránsito hacia otro destino más lejano, ya sea por trabajo u ocio. Es un porcentaje muy alto. Estamos hablando de que se viaja mucho desde Loiu a China, Estados Unidos, Tokyo o Nueva York con escala en París. También a destinos europeos, como Helsinki.

– ¿Qué porcentaje de viajeros tienen por motivos de negocio?

– Calculamos que el 30%, mientras que el 70% de los clientes se mueve para hacer turismo o por motivos familiares. Tenemos un mix muy interesante y equilibrado. También ocurre entre pasajeros de distinta procedencia. Quiero decir que la gente de la región que viaja a París y la de París que viene aquí suponen un porcentaje muy similar. Diría que está al 50%. Bilbao está atrayendo a un buen número de personas y eso es algo que no sucedía en el pasado.

«Me gusta mucho 'La Catedral', la del fútbol»

– ¿Había estado antes en Bilbao?

– Sí. Tres veces.

– ¿Le gusta?

– Me parece un sitio muy agradable. Me encanta el centro de la ciudad. Su atmósfera, sus bares, todo muy representativo... También 'La Catedral', la del fútbol.

– ¿San Mamés?

– Sí. También disfruté con el paseo al lado de la ría, junto al Guggenheim. Es un destino donde la gente que viene lo recomienda. Funciona mucho con el boca a oreja.

– Aquí no se dan ayudas a las aerolíneas de bajo coste.

– Es una decisión de las autoridades locales y las compañías 'low-cost'. No puedo pronunciarme sobre eso. Pero siempre decimos que se tiene que respetar la competencia. Las reglas de juego han de ser iguales para todos.

– En abril los parkings de la terminal se colapsaron. Este año, Loiu podría cerrar el ejercicio con 5,4 millones de usuarios. ¿Puede haber pronto problemas de saturación?

– A día de hoy, los servicios son muy buenos. No tenemos queja. Por supuesto que Bilbao está creciendo muy fuerte, como otros aeropuertos.

– ¿No es el momento de una ampliación en toda regla?

– Estamos seguros de que las autoridades tomarán las decisiones correctas para adaptarse a esta evolución. Ellos conocen mejor que nosotros este asunto. Confíamos en ellos.

– Recientemente, la directora del aeropuerto aseguró que se trabaja para conseguir nuevas rutas con otras ciudades de Francia, que puede ser un mercado aún sin explorar, al margen de París.

– No tenemos ningún plan. En mi opinión, es mejor tener una muy buena conexión con Charles de Gaulle, porque allí puedes enlazar con cientos de vuelos a Francia o al resto del mundo. Es más efectivo que tener un enlace dos veces por semana con Marsella, por ejemplo.

¿Los ataques terroristas, como los de Barcelona o París, son una amenaza para el transporte aéreo?

– Con Barcelona, por ejemplo, notamos un descenso en el tráfico entrante en el otoño del año pasado, pero luego se recuperó. El descenso afecta sólo a la ciudad atacada y de forma muy temporal. La gente sigue viajando y haciendo negocios, hay que seguir adelante.