Bilbao arropa con pasión al 'Borriquito'

La procesión recorrió los Jardínes de Albia, Ibáñez de Bilbao, Moyua y la Gran Vía antes de regresar a San Vicente./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
La procesión recorrió los Jardínes de Albia, Ibáñez de Bilbao, Moyua y la Gran Vía antes de regresar a San Vicente. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Miles de personas asistieron a la procesión del Domingo de Ramos por el centro de Abando

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

La procesión del 'Borriquito' volvió este domingo a congregar a miles de personas en las calles de Bilbao. La primera gran cita de la Semana Santa bilbaína no defraudó en un día nublado, espléndido para asistir a la procesión más popular de la capital vizcaína. Más de 900 cofrades de las nueve hermandades siguieron la batuta de la Cofradía de la Pasión, que ejerció de organizadora en una marcha multitudinaria por el cogollo de Abando. A la una menos cuarto, cuando los feligreses salieron en tromba de misa de doce en la parroquia de San Vicente, el entorno estaba abarrotado y no quedaban palmas decoradas -esas con dibujos trabajados que se venden a diez euros-.

Hay cierto influjo en los redobles de tambores, los ojos inquietantes tras el capirote y el balanceo acompasado de las palmas al paso de la talla imponente del imaginero cordobés Enrique Ruiz Flores. Escenifican a Jesús, subido a lomos del borriquito entrando en Jerusalén en pleno Domingo de Ramos, acompañado por los apóstoles Pedro y Juan, una mujer hebrea y cinco niños. Le sigue una segunda imagen de Nuestra Señora de los Ramos y del Rosario, factura de Luís Álvarez Duarte. No faltan miles de palmas, confeccionadas por las monjas y voluntarios de la parroquia de San Vicente con una materia prima que llega desde Elche, donde las selecciona el mismo proveedor desde los años 40.

Nacho Íñiguez, con sus hijos Beñat y Andrea, y su padre Juan José.
Nacho Íñiguez, con sus hijos Beñat y Andrea, y su padre Juan José.

Las vendedores de rosquillas (desde 3,50 hasta 7 euros, según el tamaño) y quienes reparten laurel a cambio de la voluntad van a buen ritmo: «Es de los años con más gente». Ayuda el buen tiempo. Una joven espera su turno descalza. «La juventud lo aguanta todo», comenta un familiar. Mientras, Mikel comprueba los nombres de los cofrades en su móvil como si de una alineación de fútbol se tratara: «Tú vas con la virgen y tú estás con Hosanna». «En mi caso no había tradición familiar. Pero estás en la parroquia y una cosa lleva a la otra».

«La Semana Santa de Bilbao está en un momento muy bueno. Salimos en filas de tres» La frase

Hay otras familias en que parece escrito en el ADN. «En casa es uno de los días más especiales del año, como la Navidad o la Aste Nagusi». Lo cuenta Nacho Íñiguez, miembro de la Junta de la cofradía de la Pasión. Su padre, Juan José, fue abad de la cofradía y hoy es 'hermano mayor honorario'. Beñat y Andrea son ya la tercera generación de los Iñiguez que acompaña al 'Borriquito'. «Empezaron a salir con menos de dos años». Cuenta Juan José con orgullo que «yo nunca les dije a mis hijos que vinieran, ellos quisieron hacerlo». Los adultos rozan las cinco décadas bajo el capirote, aunque al mayor se le ha concedido ir descubierto. «Ahora vemos penitentes anónimos pero hasta los años 40 en Bilbao no había capirotes y se iba de traje. En mi caso, me lo concedieron también por salud, porque cuesta respirar». Se apoya en un báculo dorado «que me regaló la familia».

Andrea Iñiguez, de 13 años, lleva ensayando con el tambor «todos los sábados desde octubre y a diario las dos últimas semanas». Incluso Beñat, de 6 años, se desenvuelve con soltura entre cofrades. «Este año ya voy yo solo, con mi palma», expresa con orgullo. «Hoy es el día que más gente traen todas las cofradías, no sólo la nuestra. Es una jornada de alegría, muy especial», coinciden todos. «La Semana Santa de Bilbao está en un momento muy bueno, tras cierto bajón en los años 70. Ahora vamos en filas de tres. Cada vez viene más gente».

El 'Nazareno' acaba por primera vez en Corazón de María

Por primera vez en su historia, la procesión del 'Nazareno' no terminará hoy en la Quinta Parroquia, de donde sale (20.30 horas), sino que lo hará en la Plaza del Corazón de María. Allí, tras recorrer entre saetas las principales calles de Bilbao la Vieja, se realizará el encuentro entre los tres pasos: María Magdalena, Nuestra Señora de la Soledad y el 'Nazareno'.