«Bienvenidogs» a Euskadi

Presentación de la guía./IGNACIO PÉREZ
Presentación de la guía. / IGNACIO PÉREZ

El Gobierno vasco publica un folleto para turistas con perro, que incluye recorridos aptos para hacerlos con mascota y un listado de bares, restaurantes y otros negocios abiertos a 'clientes' caninos

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Durante mucho tiempo, los propietarios de perros se han acostumbrado a que sus vacaciones de verano tengan una contrapartida de añoranza: a menudo, los planes humanos implicaban dejar atrás a las mascotas, que se quedaban a cargo de algún pariente generoso o en una guardería canina. Su ausencia creaba a menudo una dolorosa sensación de familia incompleta, hasta tal punto que no es difícil encontrar a personas que han renunciado a sus proyectos estivales para no separarse de su perro. Pero los tiempos cambian y, hoy en día, no es tan difícil planificar unas vacaciones con mascota: exige, eso sí, un poco más de esfuerzo, porque el mundo de los humanos está repleto de prohibiciones que complican las rutinas y vuelven poco recomendable la improvisación. Para simplificar las cosas, el departarmento de Turismo del Gobierno vasco presentó este martes 'Euskadi con perro', una guía de 42 páginas editada en cuatro idiomas que ya se puede descargar en la página de la Consejería de Turismo.

«Euskadi es un destino perfecto para disfrutar con perro... y con responsabilidad», plantea el folleto, que también lo dice de una manera más juguetona: hablamos de un destino «iniGUAUlable» por sus atractivos parajes naturales y su clima moderado. La guía, elaborada en colaboración con la empresa especializada Dog Vivant, hace un repaso completo de la normativa de los diversos transportes públicos en Euskadi y propone varios recorridos por las principales áreas turísticas, desde Abandoibarra en Bilbao hasta los viñedos de la Rioja alavesa. Además, incluye un listado de establecimientos 'dog-friendly' en los tres territorios, con puntualizaciones necesarias como el tamaño de los perros que se admiten en los distintos locales, si se permite entrar con más de un ejemplar o si su presencia está limitada a la terraza. Se enumeran también comercios de alimentación y material canino y clínicas veterinarias, incluso negocios que suelen tener algún detalle especial con los perretes.

No falta la legislación autonómica y municipal sobre playas, ni tampoco la ubicación de las zonas de esparcimiento canino, con 'perriconsejos' y pistas («no te olvides de haceros una foto con Puppy, el perro más grande de todo el país») y unos cuantos consejos generales para el debutante en esta aventurilla de viajar con mascota: no olvidar las bolsitas, avisar siempre al reservar de que se va acompañado de un animal o llevar un chubasquero para el perro. Como dice el folleto, «¡bienvenidogs!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos