Las bicis eléctricas de Bilbao, en el Pagasarri

Algunos usuarios han dejado los vehículos en el monte