El Ayuntamiento de Bilbao lanza un plan para impulsar el euskera entre funcionarios

El Ayuntamiento de Bilbao./
El Ayuntamiento de Bilbao.

El proyecto apela a la «implicación» del personal municipal para que use la lengua vasca con los ciudadanos y en el ámbito interno

X. GARMENDIA

«Barkatu, ba al dakizu zer egin behar dudan errolda-ziurtagiria lortzeko?». Cualquier vecino de Bilbao tiene derecho a acudir al Ayuntamiento y preguntar por los trámites para lograr el certificado de empadronamiento o realizar cualquier otra consulta en euskera. Sin embargo, casi la mitad de los funcionarios carece del perfil lingüístico acorde a su puesto y la inercia hace que casi siempre se acabe hablando en castellano. Ante este escenario, un nuevo plan de normalización se encarga desde hoy mismo de incentivar el uso de la lengua vasca entre el personal del Consistorio.

La Junta de Gobierno local aprobó ayer el citado plan, que estará vigente hasta 2022. El objetivo básico, obviamente, es utilizar el euskera en la función pública, pero se centra en dos ejes de actuación: el servicio a la ciudadanía y el trabajo interno de los empleados. No en vano, de puertas adentro se repite la tónica de utilizar preferentemente el castellano. Para ello, el Ayuntamiento apela a «un mayor compromiso e implicación» por parte del personal municipal para cumplir con la finalidad del proyecto, el quinto que se pone en marcha desde 1999.

La intención de los planes de normalización lingüística es avanzar hacia una administración pública «conformada en su totalidad por personas bilingües» y que garantice plenamente el derecho de los ciudadanos para elegir el idioma en el que desean ser atendidos. Por la parte que le toca, el Consistorio de la capital vizcaína se compromete a integrar la gestión de las lenguas dentro del sistema general de gestión municipal, a mantener una conducta proactiva y a aumentar el uso del euskera en las relaciones con otras instituciones.