Una avería deja sin luz durante más de cuatro horas a 300 familias de Zalla

El fallo que provocó el apagón todavía no ha sido localizado por la empresa

AZAHARA GARCÍA

A oscuras y sin cenar caliente. Así se quedaron alrededor de 300 familias de Zalla que vieron apagarse las luces de sus casas hacia las cinco y media de la tarde del lunes. Todo debido a una avería en la red de alta y media tensión de Iberdrola, que dejó sin electricidad a las zonas de Aranguren y El Baular. Los más afortunados recuperaron el suministro sobre las diez de la noche, a pesar de las estimaciones de la compañía, que hablaba de las 20.30. Aun así, la iluminación no era constante y a ratos volvía a fallar. «Según nos ha trasladado Iberdrola, se está funcionando con un generador hasta que se pueda arreglar del todo la avería», explicaron desde el Consistorio.

Pero no todos los vecinos tuvieron la misma suerte. En muchas calles la luz no volvió hasta altas horas de la madrugada o primeras de la mañana, mientras los menos afortunados siguieron sin suministro hasta las tres de la tarde de este martes. Y es que al colocar el generador se detectó otro fallo, esta vez en el cableado de una de las viviendas de Avenida de los Trabajadores que hacía saltar los repetidores de varios portales. Para subsanar esta segunda avería, la compañía colocó un nuevo generador. De esta forma, 75 hogares de esta calle fueron los últimos en volver a disponer de luz eléctrica.

La avería que provocó el apagón general en la localidad encartada todavía no ha sido localizada por la empresa. Mientras, y para evitar mayores molestias, la energía seguirá procediendo de los generadores colocados a tal efecto. Una vez se conozca las causas por las que falló el sistema, Iberdrola se verá obligada a volver a cortar la luz para proceder a su arreglo. «Será un corte controlado y de solo unos minutos», explicó el alcalde de Zalla Juanra Urkijo. «Se comunicará con antelación para que los vecinos se puedan preparar», aseguró el primer edil.