Herido un conductor tras ser arrollado por un tren en Zalla

El vehículo accidentado junto al tren que lo ha arrollado/LUIS CALABOR
El vehículo accidentado junto al tren que lo ha arrollado / LUIS CALABOR

El accidente ha tenido lugar en un paso a nivel sin barreras en el barrio de Oreña y los bomberos tuvieron que rescatar al hombre que había quedado atrapado en el interior del vehículo

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Un conductor ha tenido que ser rescatado por los bomberos del interior de su coche tras ser arrollado por un tren de Feve en Zalla. El accidente ha tenido lugar sobre las ocho de la mañana en un paso a nivel del barrio de Oreña y, de momento, se desconoce la gravedad de las heridas del único ocupante del vehículo siniestrado.

La fuerza del tren al impactar contra el coche provocó que terminara volcando, por lo que los bomberos tuvieron que trasladar al conductor, que posteriormente fue trasladado a un centro hospitalario. El arrollamiento ha tenido lugar en un paso a nivel sin barreras, aunque con señales acústicas y luminosas.

Ni el maquinista ni los doce viajeros que iban en el tren de Feve, que procedía de Bilbao y se dirigía a Balmaseda, ha resultado herido, según han confirmado fuentes de Adif. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente.

El tráfico ferroviario en esta zona de Las Encartaciones quedó interrumpido durante dos horas aunque ya ha recuperado la normalidad. Feve puso a disposición de los usuarios un autobús-lanzadera para trasladarlos a una estación próxima y así proseguir su viaje.

Se da la circunstancia de que este cruce ferroviario está incluido en un paquete de cuatro pasos a nivel muy cercanos entre sí, que las instituciones prevén sustituir por una variante para alejar las vías del núcleo urbano. El proyecto, en el que participan el Ayuntamiento de Zalla, el Ministerio de Fomento y Adif, está aún pendiente de estudio, por lo que todavía no hay fecha para su realización.

Reacción de los vecinos

La noticia del arrollamiento trasladó la preocupación a los vecinos de Zalla, un municipio especialmente afectados por los pasos a nivel, desde el barrio de Aranguren a Mimetiz, en el núcleo urbano. En tiendas y establecimientos hosteleros no se hablaba de otra cosa. «Es una situación estructural de alto riesgo. El peligro de que pasen cosas como lo sucedido hoy está siempre latente», lamenta Iñaki Flores, propietario del bar Oker de esta localidad.

Este hostelero considera que las instituciones «podrían hacer más» a la hora de acelerar los plazos para eliminar estos cruces ferroviarios de una vez por todas. «Queremos tener una convivencia normalizada cuanto antes y estos pasos a nivel lo impiden. La gente sufre constantemente esta situación y al final nos acaba afectando en nuestra vida diaria», insiste Flores.

Carlos, un cliente habitual de este establecimiento también muestra su «sorpresa» por el accidente. «Es un paso a nivel que no es muy bueno, pero cuenta con muchas señales. No es normal que pasen estas cosas», precisa. En todo caso, también pide a las instituciones que las vías ferroviarias «queden soterradas», porque cuando se hicieron en esta zona «sólo había caseríos. Ahora es distinto, con un montón de casas construidas donde vive mucha gente y que pase el tren por estos barrios es muy peligroso», advierte.

El vehículo ha quedado volcado junto a la vía.
El vehículo ha quedado volcado junto a la vía. / Bomberos Bizkaia
Imagen del paso a nivel dónde se ha producido el accidente de hoy. / LUIS CALABOR
Zalla, a la cabeza del ranking de «puntos negros» ferroviarios

Zalla encabeza el ranking de «puntos negros» ferroviarios de Bizkaia y, posiblemente, de Euskadi. El municipio está atravesado por 35 pasos a nivel de diferente naturaleza. Un número insólito de cruces que ha llevado a su Ayuntamiento a solicitar ayuda al Colegio de Ingenieros de Caminos para reducir riesgos y mejorar la complicada convivencia con la línea de Feve entre Bilbao y Santander.

Otras localidades vizcaínas con un alto número de pasos a nivel son Güeñes (20), Muxika (8), Ermua (6) y Busturia (5). En busca de una mayor protección, el Gobierno vasco ha probado en Basauri un sistema con cámaras capaz de dar la voz de alarma si alguien invade la vía.