Arde un caserío abandonado en Barakaldo