Los años ochenta a escena

Mari Mar, Javier y Jorge Magdaleno, Miguel Ángel Iglesias y Claudia Lavado./Pedro Urresti
Mari Mar, Javier y Jorge Magdaleno, Miguel Ángel Iglesias y Claudia Lavado. / Pedro Urresti

Richard Sahagún presenta en el Arriaga la obra 'Caballo/Dostoievski'

TXEMA SORIA

Los años ochenta y noventa del pasado siglo fueron muy duros para muchos barrios, aunque las generaciones actuales lo desconozcan por completo. La heroína o 'caballo' corría por las calles y muchos jóvenes, apenas sin darse cuenta, pensando que aquello solamente era un juego, acabaron enganchados, en muchos casos hasta la destrucción total. Lo cantaba Miguel Ríos, el padre del rock en este país, en aquel tema titulado 'Un caballo llamado muerte': «no montes ese caballo, 'pa' pasar de la verdad, mira que su nombre es muerte y que te enganchará. Es imposible domarlo, desconoce la amistad, es un caballo en la sangre que te reventará».

Miles fueron las personas que acabaron fatal. Eso lo sabe muy bien Richard Sahagún, actor, director, dramaturgo y escenógrafo, nacido en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, donde también sufrieron el azote de la heroína. Algunos de sus amigos y vecinos cayeron bajo el influjo del 'caballo'. Unos años en los que se trapicheaba, se robaba e incluso se mataba por el polvo blanco. Todo eso lo cuenta Sahagún en la obra, que es a la vez dura y poética, 'Caballo/Dostoievski', donde el propio Sahagún, en un tour de force brutal, interpreta hasta nueve personajes. Se mete en la piel de un joven, de su madre, de la vecina…, personajes que representan a las personas normales y corrientes que se cruzaban en el barrio cada día. Junto a él actúan Nuria Valiente y Gabriela Tena. Colaboran los coros Eskuz Esku Abesbatza y Lilura Abesbatza.

La obra, de pequeño formato, se representó en el teatro Arriaga. El actor se sitúa frente a los espectadores, 120 afortunados que pudieron acceder a ver el trabajo, y les mira a los ojos para contarles de un modo desnudo lo que ocurrió no hace tanto tiempo pero que parece que hemos olvidado. No le hace falta escenografía. Apenas unas sillas, una mesa en una cocina con un mantel a cuadros y varias siluetas que parecen sombras.

Entre quienes se acercaron a ver la obra se encontraban Ramón Barea, uno de los actores y directores de teatro que más han hecho en el País Vasco por el arte de Talia; la actriz Eguzki Zubia; Alvar Gordejuela, que ha sido protagonista de varios capítulos de la serie televisiva 'Cuéntame' en la temporada pasada; el actor Mikel Martínez, Enrique Portocarrero, columnista de EL CORREO; Claudia Lavado, Miguel Ángel Iglesias, Ana Unanue y los hermanos Mari Mar, Javier y Jorge Magdaleno, vecinos de Otxakoaga.

Asimismo estuvieron Blanca y Encar García, del grupo 'El veneno del teatro', Aitor Berlanga, Itziar Zárraga, Inma Caro, Agatha Líbano, Amaia Sánchez, Daniel Maniega, Cristina González, Rubén García 'Ruphen', Nuria Lago, Fernando Sáez de Lafuente, Benito Ramonde, Juanjo Díez, Maite Rodríguez, Miren Barruetabeña, José Miguel Ibarrondo, Iratxe Herboso y Borja Crespo, colaborador de EL CORREO.

También acudieron Juan García, Mari Asun López, Errapel Netxes Arrieta, Víctor Ruiz, las hermanas Manoli y Maribel Méndez, Gabriela León, Verónica Díez de Argandoña, Ernesto Ibarrondo, Elena Arechavaleta, Cristina Dos Santos, Jon Ander Angulo, Javi Sacristán, Íñigo López, Jone Campos, Arantza Barco, Raúl Peñas, Patxi Izagirre, Sandra García, Unax Izagirre, el escritor Alex Oviedo y Marta Goikoetxea.

 

Fotos

Vídeos