Amazon abre hoy su primera base en Bizkaia y estrena red propia de reparto

Las instalaciones de Amazon en Lezama, en su primer día de actividad. /Jordi Alemany
Las instalaciones de Amazon en Lezama, en su primer día de actividad. / Jordi Alemany

La multinacional desembarca en Lezama con un centro temporal, a la espera de que se aclare el futuro de los terrenos de la vieja Babcock Wilcox en Trapagaran

Josu García
JOSU GARCÍA

Amazon, el gigante mundial del comercio electrónico, abre hoy su primer centro logístico en Bizkaia. En concreto, a las cuatro y media de esta madrugada estaba previsto que las primeras mercancías llegasen al nuevo centro que la firma estadounidense ha habilitado en Lezama, en el polígono de La Cruz. En principio, el cliente no notará nada diferente en la recepción de sus compras (mismos plazos y mismo coste). Sin embargo, sí habrá cambios importantes en los profesionales que se encargan del reparto. La compañía del millonario Jeff Bezos estrenará también su propia red de distribución, con medio centenar de furgones dedicados en exclusiva, lo que implica dejar de depender de plataformas de transporte urgente como Seur, por ejemplo.

El desembarco de Amazon se produce en medio de un clima de absoluto mutismo y blindaje de la información. La empresa rehusó ayer hacer cualquier tipo de comentario o aportar información alguna sobre su llegada a Bizkaia. Como adelantó el mes pasado ELCORREO, la multinacional ha optado por abrir en Lezama un centro que será temporal, a la espera de que se aclare el futuro urbanístico de los terrenos de los antiguos talleres de calderería de Babcock Wilcox, en Trapagaran, que necesitan de una compleja recalificación para poder albergar actividades logísticas.

En la zona industrial de La Cruz trabajarán una veintena de personas. Lo harán en turnos de noche, entre las cuatro de la madrugada y las diez de la mañana, aproximadamente. En la nave se recepcionarán las mercancías para su posterior organización y reparto. Al parecer, Amazon ha contratado también a medio centenar de conductores para cubrir Bizkaia y, si las cosas marchan bien, también parte de Cantabria.

Hasta la fecha, el sistema era muy diferente. Las grandes plataformas logísticas, como Seur o Correos Express, acudían a Madrid en grandes camiones para recoger en los almacenes centrales de la compañía los paquetes con destino al territorio. La mercancía se clasificaba en las delegaciones de estas empresas en Euskadi. Y desde allí se enviaba a los domicilios, en algunas ocasiones a través de autónomos que cobraban una cantidad muy pequeña por cada paquete entregado. La nueva red que ha puesto en marcha Amazon podría traer consecuencias laborales en las firmas con las que hasta ahora trabajaba, al reducirse el volumen de movimientos. No obstante, es algo que está aún por definir.

También está por ver qué sucede con esta capilarización emprendida en el reparto. El gigante del comercio electrónico cuenta en Madrid con un programa llamado Amazon Flex que busca autónomos, a los que abona 28 euros por cada dos horas de dedicación. Por ahora, este sistema sólo funciona en la capital, pero ya se están recogiendo propuestas para expandir el modelo a Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza y también Bilbao.

Amazon no ha necesitado de licencia de obra para instalarse en Lezama. Se saben pocos detalles de lo que sucede de los muros de la nave para dentro. Al parecer, el centro ha aprovechado un inmueble preexistente, en régimen de alquiler.

«Una buena noticia»

La llegada de la multinacional a Lezama ha sido recibida como «una buena noticia» por su alcalde, Jon Ander Aurrekoetxea. El regidor advierte de que es «una solución temporal», pero espera que se genere actividad económica en el polígono de La Cruz y sus alrededores, lo que siempre redunda en ingresos para el municipio, ya sea por la vía de los impuestos o por el gasto que dejen empleados y transportistas en el entorno.

 

Fotos

Vídeos