Alcaldes en el último minuto

Alcaldes en el último minuto

Entrevistas con los regidores que consiguieron la makila 'in extremis'

Abadiño
Mikel Garaizabal | PNV

«Bildu nos propuso gobernar en concordancia, pero no»

Nahikari Cayado

Con el apoyo de los Independientes en el gobierno, advierte que «iremos haciendo camino hacia nuevos proyectos»

- ¿Cuál cree que ha sido la clave para que Abadiñoko Independienteak decidiera apostar por el PNV en lugar de por EH Bildu?

- Llevamos años trabajando juntos. Nosotros hemos formado en la última legislatura el equipo de Gobierno junto a los Independientes, aunque ellos tenían la alcaldía. La verdad es que no ha habido ningún problema entre nosotros, yo creo que esa ha sido una de las razones con más peso para que se hayan decantado por el PNV.

- La incógnita se mantuvo hasta el último momento con los independientes. ¿Tan duras han sido las negociaciones para llegar a un acuerdo?

- Sí, ha sido muy difícil. Hasta el último momento no supimos nada. Fue muy complicado porque nos ponían mucha condiciones.

- ¿En qué punto estaban las diferencias?

- Nosotros sabíamos que EH Bildu estuvo reuniéndose con Abadiñoko Independienteak hasta el mismo viernes antes de la elecciones... así que imagina la incertidumbre.

- ¿Llegaron a plantear el multigobierno que pretendía EH Bildu?

- EH Bildu nos propuso gobernar en concordancia, pero nosotros teníamos muy claro que no lo íbamos a hacer.

- ¿Cual fue el motivo por el que tomaron esa decisión?

- Tenemos modelos de propuestas y proyectos muy diferentes.

- Formó parte de la agrupación jeltzale hace más de una década y sigue ligado a ella como presidente de la junta local, de ahí a ser alcalde...

- Desde que formé parte de la Corporación en la legislatura comprendida entre 2003 y 2007 siempre he estado en el partido. Hacía cositas puntuales de cultura o para las fiestas, por ejemplo. Todo lo que he hecho siempre lo he hecho por y para el pueblo, porque lo he sentido así.

- ¿Cuál será la primera medida que tomará al frente del Consistorio?

- Eso tenemos que hablarlo. Nos pondremos a trabajar ya. Nos reuniremos con el resto de los representantes de la corporación e iremos haciendo camino hacia nuevos proyectos.

- ¿Se verá un cambio en Abadiño?

- Siempre se ve un cambio con cada alcalde que ha habido. Si echamos la vista atrás, Abadiño ha cambiado muchísimo en los últimos 40 años. En estos próximos cuatro años también cambiará, estoy convencido de ello. Y el cambio será positivo, eso sin ninguna duda. Quiero que los abadiñarras sepan que voy a trabajar por ser el alcalde de todas y todos, sin hacer ningún tipo de distinción.

Alonsotegi
Joseba Urbieta | PNV

«Hay que mirar al futuro y sacar limpio el nombre del pueblo»

Josu García

- Alonsotegi vivió ayer el pleno más tenso de toda Bizkaia para elegir a su alcalde. Hubo insultos y gritos de vecinos que protestaban y pedían al PNV que se echara a un lado porque los tres anteriores regidores están siendo investigados por delitos relacionados con la corrupción. ¿Lo esperaba?

- Sí. Aunque, si he de ser sincero, creía que iba a ser peor.

- ¿Pensó en algún momento que el edil del PSE podría llegar a saltarse el pacto global entre su partido y los socialistas y que la Alcaldía fuera a parar a la lista más votada (EH Bildu)?

- Había un acuerdo a nivel de toda Euskadi y nada nos hacía pensar que se iba a romper en Alonsotegi.

- ¿Por qué el voto fue secreto entonces?

- Porque se decidió así entre las dos formaciones.

- Pero luego, cuando se hizo el escrutinio, a ambas fuerzas políticas no les importó reconocer que habían pactado.

- Estaba previsto así.

- ¿Entrará el concejal del PSE en el gobierno local?

- Estamos todavía hablándolo. Hay muchas posibilidades. Esa es la idea.

- ¿Se planteó en algún momento renunciar a presentarse como candidato y dejar que EH Bildu tomara las riendas del municipio, al haber ganado las elecciones?

- No, nunca. Es legítimo y democrático lo que hemos propiciado. De hecho, Bildu ha procedido de igual manera en otros lugares.

- El caso de Alonsotegi parece especial. Lo digo por la situación judicial de sus tres antecesores.

- El equipo de gobierno de la anterior legislatura, el que yo lideré, no tiene nada que ver con el pasado. Lo único que hemos hecho ha sido trabajar y trabajar por este pueblo.

- ¿Teme que el juicio a dos de estos tres regidores (los magistrados aún no han fijado la fecha) pueda desestabilizar al Consistorio?

- No. El PSE sabe que somos ajenos a todo eso y que no tenemos nada que ver. Estamos muy tranquilos en ese sentido. Y, en el plano judicial, hay que dejar a los jueces hacer su labor. Que decidan lo que tengan que decidir. Nosotros vamos a trabajar mirando al futuro del pueblo para que su nombre salga limpio.

- En la pasada legislatura siempre había aguantado en silencio las protestas ciudadanas. El sábado varió su actitud. Se puso en pie y agitó la makila. Y cuanto más la agitaba más gritaba el público.

- Estaba contento. Es un orgullo ser alcalde. Sobre todo cuando lo has dado todo. Durante 4 años he sido el primero en llegar al Consistorio, a las 7 de la mañana, y el último en salir, a las 4 de la tarde. He dado la cara.

Arrigorriaga
Maite Ibarra | EH Bildu

«Apostamos por sueldos justos, pero no abusivos»

Cristina Raposo

- Nunca ha formado parte del Ayuntamiento. ¿Está preparada para ser alcaldesa?

- Cuando recibí la propuesta para encabezar la lista de EH Bildu en Arrigorriaga sentí cierto vértigo, mezclado con mucha ilusión y responsabilidad. No he formado parte de corporaciones anteriores, pero sí que tengo una dilatada experiencia en asociaciones y colectivos del pueblo, lo que me da una visión distinta de la vida municipal. Además, llevo desde septiembre involucrada en la dinámica de trabajo del grupo de los concejales. También cuento con un equipo que tiene una amplia experiencia en la vida diaria del Ayuntamiento y su gestión. En resumen, estamos preparados para afrontar este reto.

- ¿Y qué va a hacer con ese equipo?

- Ser consecuentes con lo que hemos dicho tanto estos últimos cuatro años como en campaña. Creemos que es necesario acercar la vida municipal a la gente. Esto se debe sustanciar no sólo en otra forma de hacer política, sino también en actuaciones concretas.

- No será fácil, tendrá un socio de gobierno, pero aún así no dispondrá de mayoría absoluta.

- Es un contexto en el que no nos sentimos incómodos. Al fin y al cabo, hemos repetido hasta la saciedad que queremos generar una dinámica de trabajo distinta con el resto de formaciones políticas. No se trata de imponer, sino de proponer. Vamos a ser consecuentes con nuestros compromisos y programas, pero teniendo cintura y flexibilidad para integrar los de los demás.

- ¿Qué espera encontrar en el Ayuntamiento?

- En primer lugar, y según me consta, por lo que dicen los concejales que han estado hasta ahora, un excelente grupo de trabajadores. Por lo demás, esperamos que sea una transición en la que impere la normalidad democrática y la cordialidad.

- ¿Colaborará el PNV? Ha quedado fuera del gobierno después de 40 años.

- Es pronto para saberlo, y no me corresponde a mí hablar por terceros, pero si nos atenemos a la valoración que han realizado de los resultados electorales, aludiendo a la necesidad de colaboración y acuerdo entre diferentes, en ese camino nos encontraremos seguro.

- Después de la polémica abierta en 2015, cuando el alcalde del PNV Asier Albizua se subió el sueldo un 45%, ¿usted que hará?

- EH Bildu ya anunció en campaña, y Arrigorriaga Gara llevaba una propuesta similar, que nuestra primera medida sería eliminar la subida de sueldo de 2015, y volver a los parámetros acordados en 2011 por nuestro partido, PSE y Ezker Batua. Apostamos por sueldos justos, pero no abusivos.

Balmaseda
Aitor Larrinaga | Candidatura Local Independiente

«Nos hemos renovado y otros partidos no lo han logrado»

Izaskun Errazti

El nuevo regidor afronta la legislatura con un objetivo: «que dentro de cuatro años los vecinos estén acostumbrados a participar en el Gobierno de su pueblo».

- Tras 16 años en la oposición, ¿cómo se siente con la makila en las manos?

- Emocionado, nervioso... He estado en la CLI desde 1987, me he presentado nueve veces a unas elecciones, he sido cuatro veces edil... Al final, se ha logrado el objetivo.

- ¿Temía que nunca llegara este momento?

- Hombre, esta vez teníamos esperanza, porque habíamos trabajado bien, teníamos un grupo de gente muy preparada, con ganas, y creíamos que era el momento. Por eso nuestro slogan, 'Orain bai'.

- ¿Cuál ha sido la clave del éxito?

- Que nos hemos renovado y otros partidos igual no lo han logrado. Hemos metido caras nuevas, gente que trabaja en la calle. Hemos abierto la CLI y eso, unido a las ganas de cambio tras 40 años gobernando el PNV, ha propiciado el vuelco.

- ¿Cuál será la seña de identidad del nuevo Gobierno?

- La participación. Lo dije en la investidura, sólo he tomado la makila prestada, porque la makila tiene que estar en manos de los vecinos. Ellos tienen que gobernar, aportar ideas, fiscalizar, ver el Ayuntamiento con transparencia... La gente tiene que tener palabra para opinar y cambiar las cosas.

- Con el PNV en la oposición, ¿cambiará el buen ambiente que reina en la Corporación?

- No, porque el buen ambiente, el trabajo bien hecho, depende de las personas y conozco a las que están en la candidatura del PNV. Es gente que viene a trabajar por Balmaseda, con la que hemos estado bien, y eso va a seguir, como con el de EH Bildu y el PSE.

- A la hora de formar Gobierno, EH Bildu se postula como «socio preferente». ¿También lo ve así?

- Sí, porque hemos estado en la oposición y hemos defendido planteamientos comunes. Pero eso no descarta a los demás. Un acuerdo con el PNV sería difícil, porque la gente quiere un cambio y no entendería que viniésemos al Ayuntamiento a gobernar como lo han hecho ellos 40 años. Pero hay consenso en algunos temas, igualdad, inmigración... y puede haber acuerdos puntuales.

- ¿Cuál será su primera medida al frente del Ayuntamiento?

- Hacer un reglamento de participación, para antes de fin de año llevarlo a comisión y que todos puedan aportar ideas y alcanzar consenso. Será el proyecto estrella de la legislatura. Quiero que dentro de cuatro años la gente esté acostumbrada a participar en el Gobierno de su pueblo. Si eso ocurre, daré por bueno el mandato.

Elorrio
Idoia Buruaga | EH Bildu

«Queríamos hacerlo en minoría y lo han entendido»

Idoia Buruaga sostiene la makila.
Idoia Buruaga sostiene la makila. / Maika Salguero

Manuela Díaz

En su segunda legislatura asevera que «nunca» ha hecho nada «por rédito electoral, sino por el bien de Elorrio»

– Repite como alcaldesa.

– Estoy feliz, muy contenta y agradecida del apoyo. En campaña y en la toma de posesión he notado el calor de la gente y me han llovido los mensajes de felicitación. Más incluso que hace cuatro años, cuando sacamos al PNV del gobierno.

–Se ha dado la misma situación. Empate entre EH Bildu y PNV, y abstención de Herriaren Eskubidea, que les deja en bandeja la alcaldía.

– En realidad han sido unos resultados históricos. Hace más de 30 años que no se conseguían estos votos. Estamos muy contentas y la gente ha valorado positivamente el trabajo que hemos hecho estos últimos cuatro años.

–¿A qué se ha debido esa subida?

– Quién esté en el gobierno no puede estar pensando en cuatro años, sino en el futuro. Yo nunca he hecho algo por rédito electoral, sino por el bien de Elorrio. Esa línea no construye un pueblo, sino que se mira al ombligo y solo atiende al poder, y en política las cosas hay que hacerlas con el mayor consenso posible, que es la única manera en la que gana el pueblo.

–¿Conseguir ese Elorrio soñado que esbozaban en la campaña?

– Sí, elaborar un plan de gobierno, dinámico, que tenga en cuenta el cambio de necesidades y el mayor acuerdo para que esté quien esté en el gobierno esos proyectos se lleven a cabo.

–¿Era previsible ese capote de Herriaren Eskubidea?

– Sí. Hemos coincidido mucho durante la legislatura y tenemos puntos que coinciden en el programa. No obstante, queríamos gobernar en minoría y Herriaren Eskubidea lo ha entendido.

– ¿Cómo se definiría?

– Como alcaldesa soy la misma persona que cuando no lo era. Una persona cercana, con ganas de trabajar, comprometida y que todo lo que hago lo hago para mejorar Elorrio.

– ¿Lo primero que llevaran a cabo?

– El encauzamiento del río Toloto, que arrancará previsiblemente en otoño y cambiará completamente la fisiología de Elorrio para bien, con más zonas verdes en el centro del pueblo, primar al peatón...

– Una línea continuista.

– Hace cuatros años empezamos a hacer pueblo de otra manera con mayor participación y ahora empezaremos a ver los frutos para el Elorrio del futuro, contando con el mayor consenso posible.

Zaratamo
Alberto Ugarriza | EH Bildu

«Los del PNV están un poco rebotados por no gobernar»

Alberto Ugarriza, alcalde de Zaratamo.
Alberto Ugarriza, alcalde de Zaratamo.

Leire Pérez

– Se ha convertido en alcalde en el último momento. ¿Se lo esperaba?

– Desde que vimos que las tres formaciones teníamos tres concejales decidimos intentar llevar a cabo un cambio. Hemos tenido contactos con la plataforma Gure Herria y con el PNV.Antes ya pensábamos que podía haber una posibilidad, aunque la decisión final fue a las ocho de la tarde del viernes.

– Es curioso que sea la tercera formación en votos la que ostente la alcaldía.

– En Zaratamo hay dos mesas y en Elexalde fuimos la primera opción con bastante diferencia. Además, era la primera vez que ganaba en este barrio la izquierda abertzale.

– Han logrado que los independientes, segunda formación en votos, renuncien a la alcaldía.

– Sí, a cambio de que desarrollen sus proyectos, y también hemos incluido un cambio en la forma de gobernar. Gobernaremos a través de objetivos y proyectos, y cada uno de ellos lo podrá llevar un concejal. También podría ser el responsable un concejal del PNV, y los ciudadanos.

– ¿No van a tener áreas?

– Sí, pero luego cada proyecto lo llevarán a cabo un concejal o varios.

– ¿El PNV está de acuerdo en esto?

– No les sonaba mal en la reunión que llevamos a acabo a principios de la semana, aunque están un poco rebotados por no gobernar.

– ¿Significa que será un gobierno a tres?

– Va a tener que ser. A veces seremos dos y otras tres, porque cada partido tiene tres concejales. Tendremos que trabajar la complejidad para conseguir que el pueblo avance.

– Es la primera vez que la izquierda abertzale gobierna.

– Sí. Las dos primeras legislaturas después de morir Franco existieron plataformas vecinales lideradas por la izquierda abertzale, pero como partido político no ha gobernado nunca.

– ¿Qué cambio notará la ciudadanía?

– La forma de gobernar, que las tres formaciones participaremos.

– ¿Ya se han repartido las áreas?

– Hablaremos en los próximos días.

– Tienen por delante entonces mucho trabajo.

– Sí, mucho, pero muy a gusto.

– ¿Están de acuerdo con los proyectos de Gure Herria?

– Algunos son muy buenos, otros buenos y algunos hay que revisar, pero ellos lo saben. En lo importante estamos de acuerdo.

Galdakao
Iñigo Hernando | EH Bildu

«Si la gente ha demandado cambio, pues a trabajar»

Iñigo Hernando
Iñigo Hernando / Pankra Nieto

Iñigo Hernando

– Cohetes, gritos... Ha hecho historia.

– Sí, sí. 40 años gobernando el PNV. Ha sido un cambio histórico en Galdakao. Eso es innegable.

– ¿Y ahora qué?

– Y ahora a trabajar. Si la gente ha demandado cambio, pues a trabajar en que ese cambio se haga realidad.

– ¿Y cuál es ese cambio?

– De primeras que la gente participe de la política municipal. Uno de los ejes centrales va a ser la participación ciudadana.

– Tiene como socio a un partido vecinal. Los vecinos participarán y le fiscalizarán en el Gobierno.

– No es fiscalizar, es una forma de trabajar coordinadamente entre los que hemos apoyado el cambio.

– ¿Es un acuerdo de investidura o a largo plazo?

– En los próximos días trasladaremos los detalles del acuerdo.

– Los problemas centrales de Galdakao, los que han hecho irrumpir una nueva fuerza no tienen fácil solución. Metro, lanzadera, segregación de Usansolo...

– Aparte de temas de movilidad como el metro y la lanzadera, y del el proceso de segregación de Usansolo, no ha sido solo eso, ha sido un cúmulo de cosas que han sucedido en el pueblo, y todas la carencias que había. La gente ha visto que la alternativa era en este caso un gobierno diferente, de cambio. Ahí podemos meter el problema de la vivienda, el problema de la desigualdad en los barrios, la oferta cultural. Hacen falta soluciones para la juventud, una atención especial para las personas mayores. Han sido un cúmulo de cosas, no solo el metro o la lanzadera, por mucho que se haya dicho.

– Pero Auzoak se ha creado al calor de esos problemas, y en las instituciones que deciden sobre el metro sigue el PNV.

– Tendremos que trabajar mucho. Intentaremos llevar las reivindicaciones de los galdakoztarras hasta las últimas instancias, y empujar todo lo que podamos hasta llegar a lo que el pueblo demanda.

– ¿Asustado con el reto?

– No, con ilusión, con ilusión y con respeto, porque es un cambio histórico en un Ayuntamiento que ha sido monocolor hasta ahora, y sabiendo que detrás tenemos mucha, mucha gente dispuesta a ayudar y a trabajar conjuntamente.

– ¿Espera colaboración en el traspaso de poder?

– Espero que sea un traspaso normal de lo que son las gestiones que estaban ahora mismo en trámite, que sea una gestión lógica aunque seamos partidos diferentes.

Sopuerta
Irantzu Ibarrondo | PNV

«Fue una sorpresa, fui al pleno segura de que no sería elegida»

Josu García

- El pleno del sábado en Sopuerta arrancó con retraso. Al parecer, Bildu y los independientes hicieron un intento de última hora de llegar a un pacto para lograr la Alcaldía y desbancar al PNV. ¿Cuándo supo que saldría elegida?

- Fue extraño. Me lo comunicaron cuando ya estaba sentada para que se iniciara el pleno. Me pidieron que saliera del salón y me informaron de que no habían podido firmar un pacto. Así que, al ser el PNV la lista más votada, pues sería alcaldesa.

- ¿Lo esperaba?

- Sinceramente, no. Estaba muy tranquila porque me hallaba convencida y segura de que iba a suceder todo lo contrario. Así que no estaba nada nerviosa.

- ¿Cómo reaccionó?

- Con alegría, pero también con responsabilidad y con la ilusión de intentar gobernar para hacer un pueblo grande y sacarlo del agujero.

- ¿Será Sopuerta uno de los ayuntamientos más inestables de Bizkaia en esta legislatura?

- Mi idea es gobernar con todos, mediante acuerdos puntuales. Queremos trabajar para el bien de los ciudadanos. Eso es lo que nos debe mover a todos. Y fomentar la participación. Hay que cambiar las cosas entre todos: partidos, vecinos, asociaciones... Trabajar por el pueblo. Ese es el plan. Para hacer política nos habríamos quedado en el batzoki.

- ¿Pero no teme que la oposición pueda plantear una moción de censura a las primeras de cambio?

- Si no han sido capaces de llegar a un acuerdo en las últimas tres semanas, no creo que sea tan fácil que alcancen un pacto más adelante. Aunque esa posibilidad, el miedo a esa situación, siempre va a estar ahí.

- Ha sido la única persona capaz de derrotar a Emilio Reina en unas elecciones en Sopuerta. Había ganado todas, desde el regreso de la democracia, salvo en 2011, cuando no se presentó.

- Sí. Hemos hecho un buen equipo y un buen trabajo.

- Reina se va de la política. Dimitió al día siguiente de los comicios. Ya no será concejal.

- Me da pena la manera en la que se ha marchado. Me ha parecido una actitud cobarde el irse y dejar que le suceda el siguiente de la lista de los independientes. Pero es su decisión.

- Las Encartaciones atraviesan un momento crítico. ¿Qué se puede hacer para mejorar la situación?

- Trabajar entre todos los municipios de la comarca y con el resto de administraciones. A ver si el plan de estímulo empieza a dar frutos.

Sopela
Josu Lanzaluze | PNV

«Hemos negociado duro y reconducido la situación»

Txema Izagirre

- Al fin consigue la alcaldía.

-Ha costado mucho. Ha sido un camino con muchos altibajos, pero al final hemos sabido reconducir la situación, negociado duro y, sinceramente, el acuerdo alcanzado con DB-TU es muy bonito y bueno para Sopela. Se trata de participar, apoyar, y sacar temas adelante.

- Ha tenido estos días un duro pulso con EH Bildu para hacerse con el apoyo del edil independiente.

- Empezamos el día 3 de mayo de 2018 para recoger las sugerencias vecinales y responderlas una a una. EH Bildu nos lo ha puesto complicado, es verdad, pero el trabajo realizado sirve para haber elaborado un programa que nos ha hecho el pueblo. Nosotros tan solo hemos trazado unas directrices iniciales que el pueblo las ha llevado a su sitio. Y con DB-TU luego ha habido que negociar a fondo porque era el partido que tenía la llave. Con los socialistas todavía está por cerrar, pero no hay problemas porque hay un acuerdo marco.

- ¿De los 19 puntos del acuerdo, cuáles destacaría?

- Crear un portal de gobierno abierto en el que el ciudadano tenga la posibilidad, tanto física como telemáticamente, de consultar o sugerirnos algo. Cuando tengamos proyectos los colgaremos en la web del Ayuntamiento para que el vecino nos dé su opinión. Cualquier sugerencia, queja o reclamación que presenten se creará un expediente para que el solicitante sepa en qué plazos le daremos solución o respuesta. Transparencia total.

- ¿Aboga por un Ayuntamiento abierto?

- Las puertas van a estar abiertas. La accesibilidad del vecindario a la alcaldía será directa. No puede ocurrir que alguien meta un escrito y no se le responda, como nos han dicho algunos vecinos en las consultas que realizamos.

- ¿Qué toros le gustaría coger por los cuernos en Sopela?

- Hay dos proyectos que vamos a hacerlos sí o sí. El primero es Sopelab: el laboratorio cultural de Sopela. Tenemos una parcela de 3.000 metros cuadrados con 1.800 edificables. Crearemos un concurso de ideas para hacer un centro cultural importantísimo.

-¿ Y el otro?

- Mejorar la accesibilidad es otra cuestión prioritaria. No puede haber gente que vaya en silla de ruedas y no pueda cruzar una calle. Hay muchos más proyectos que se irán haciendo poco a poco. Cuando termine la legislatura, en 2023, tenemos que ser capaces de tener completo el 95% del programa.

Zaldibar
José Luiz Maiztegi | PNV

«No queremos trabajar en guerra de trincheras»

Manuela Díaz

Aspira a «ser cercano y a trabajar duro» por Zaldibar.

- Han pasado más de cuatro décadas desde que se afilió con 18 años al PNV. ¿Se vio en algún momento como alcalde?

- No, jamás.

-¿Qué se siente?

- Una alegría inmensa porque es un privilegio. En la vida hay pocas personas que llegan hasta aquí y ser yo una de ellas es algo que no se puede decir con palabras.

- ¿Algún referente a la hora de gobernar?

- Me gusta la gente cercana y que se comprometa a ayudar. Y en ese sentido, Azkuna ha sido un referente por su cercanía y saber estar. Yo solo aspiro a ser cercano y a trabajar duro por Zaldibar.

-¿Cómo han vivido estos últimos ocho años en la oposición?

- En la primera legislatura hubo mucha crispación, pero esta última ha sido más sosegada y hemos hecho un buen trabajo pese a que EH Bildu no nos ha dejado ser partícipes.

- ¿Eso cambiaría ahora?

- No queremos trabajar en guerra de trincheras. Queremos normalización con el fin de poder trabajar en beneficio del pueblo.

- ¿Cómo calificaría la labor de EH Bildu en esta última legislatura?

- La etapa de Arantza Baigorri fue buena porque facilitó el encuentro, pero el último año con Eneritz Azpitarte ha sido de auténtica frialdad. Pese a todo, creo que Zaldibar necesitaba un cambio y así se ha reflejado en los votos.

- Han ganado un concejal más. ¿Lo esperaba?

- Han sido unos buenos resultados y han influido muchos factores.

- Sin embargo, ha sido necesario el apoyo del PSE para auparle.

- Con ellos la relación ha sido excelente y el pacto supondrá que la junta de gobierno esté integrada por tres personas del PNV y dos del PSE. Pero todavía tenemos muchas cosas que pulir en el pacto.

- ¿Cuál será la primera acción que llevará a cabo?

- Unir el casco antiguo con Elizondo y Euskalerria a través de escaleras mecánicas y mejorar la iluminación en los barrios que parecen la boca del lobo, luego analizaremos el PGOU, que se aprobó con nuestro voto en contra y el de los socialistas.

- Romper entonces con todo lo anterior.

- No. Hay que continuar y corregir determinados temas, sobre todo en materia urbanística. Queremos ser diferentes, gobernar de otra manera.