El alcalde achaca el asalto a una casa de Trapagaran a «un ajuste de cuentas» con el hijo por drogas

Xabier Cuellar, alcalde de Trapagaran, en una imagen de archivo. /e. c.
Xabier Cuellar, alcalde de Trapagaran, en una imagen de archivo. / e. c.

E. C.

«El objetivo no eran los padres sino el hijo». El alcalde de Trapagaran, Xavier Cuéllar, se mostró ayer categórico en unas declaraciones a EiTB. El asalto a una casa de la localidad en la que al menos tres encapuchados maniataron a un matrimonio y a su hijo para robarles podría deberse a un «ajuste de cuentas» y probablemente relacionado con el tráfico de drogas. «Los que venían, por lo visto, sabían que en esa casa había dinero», añadió.

El asalto se produjo el pasado viernes a las 22.30 horas. Los asaltantes irrumpieron en la vivienda y maniataron a ambos cónyuges, de 85 años, y luego hicieron lo mismo con su hijo cuando llegó de la calle. Para encontrar el dinero que guardaba la familia, estos sujetos agredieron al padre y al hijo, al que llegaron a quemar un pie y que ayer seguía hospitalizado con cuatro costillas rotas. La Ertzaintza investiga lo ocurrido, pero al cierre de esta edición no había detenciones. El robo ha alarmado a los vecinos, que lamentan que «ya no se pueda estar seguro ni en tu propia casa».