El PP aboga por reorganizar las ayudas sociales para evitar «un coladero de sinvergüenzas»

Raquel González, candidata a la alcaldía de Bilbao con el PP./e.c.
Raquel González, candidata a la alcaldía de Bilbao con el PP. / e.c.

XABIER GARMENDIA

La reorganización de las ayudas sociales será uno de los pilares de la campaña del PP de Bilbao de cara a las elecciones municipales del 26 de mayo. La candidata a alcaldesa, Raquel González, apuesta por poner en marcha un paquete de medidas concretas y un protocolo de vigilancia que certifique su correcto funcionamiento. «Hay que devolver la dignidad a aquellas personas que las reciben para que no estén bajo sospecha, para que nadie crea que se están aprovechando», expuso ayer la también presidenta de los populares vizcaínos.

En su opinión, el control de las ayudas sociales es la mejor receta para evitar que se conviertan en «un coladero de sinvergüenzas». «Si tenemos controlado el fraude, si todos sabemos que nadie recibe si no lo merece, sabremos que el que lo recibe, nos necesita», abundó González, quien apeló a la solidaridad de todos los bilbaínos, «pero siempre controlada».

La candidata a la Alcaldía presentó ayer las líneas maestras de su campaña en un acto en la plaza de La Casilla. «Este lugar representa mucho de lo que significa el Gobierno de Aburto. Es una plaza en la que siempre ha habido grandes promesas: remodelarla entera, rehacer el polideportivo... Y, sin embargo, todo sigue exactamente igual», lamentó la dirigente popular, arropada por algunos de sus compañeros de plancha para el 26-M.

El programa electoral del PP incidirá en el contraste entre el centro de la villa y los barrios de la periferia, cuya regeneración será una prioridad. «Nadie puede asomarse a la ventana y decir 'estoy viendo Bilbao' porque su ventana también es Bilbao», ejemplificó González. Entre las medidas planteadas, la construcción de la Línea 4 de metro hasta Rekalde y la reforma de la calle Autonomía, «una gran trinchera».

Respecto a un proyecto estratégico para Bilbao como la isla de Zorrozaurre, la aspirante popular considera que se debe «pensar a lo grande», aunque criticó que el actual equipo de Gobierno «se replantee ahora qué va a hacer después de gastar montones de millones que son de todos los bilbaínos».