30.000 patitos de goma surcarán la ría por las enfermedades neurodegenerativas

Una imagen del evento del año pasado, que tiñó la ría de amarillo./Borja Agudo
Una imagen del evento del año pasado, que tiñó la ría de amarillo. / Borja Agudo

La séptima edición de la regata solidaria WOPato tendrá lugar el 16 de junio con el reto de flotar a contracorriente entre el Puente Euskalduna y el de Deusto

Itsaso Álvarez
ITSASO ÁLVAREZ

Toda una legión de patitos de goma de los más variados diseños y adornados con todo lujo de detalles (la colección no para de aumentar cada año) aguarda impaciente la llegada del 16 de junio. Con sus dorsales en forma de chip, para obtener su ubicación geográfica real en todo momento, ese día, domingo, estos entrañables juguetes serán una vez más los protagonistas de una de las competiciones más peculiares de cuantas han surcado la ría de Bilbao. La Estropatada de WOP celebra su séptima edición con un nuevo reto: los patitos se zambullirán en el agua para realizar su habitual recorrido, pero en esta ocasión en sentido contrario a la corriente del agua. Esta vez el inicio de carrera y el lanzamiento de la tropa -aún está por decidir el método de lanzamiento que se utilizará- se llevará a cabo desde el Puente Euskalduna para terminar en el Puente de Deusto.

La multitudinaria fiesta posterior, como siempre, se mantiene en la explanada del Museo Marítimo, y EL CORREO vuelve a ser una de las numerosas empresas y entidades patrocinadoras de la misma. El objetivo de esta iniciativa que reúne cada año a miles de personas tampoco ha variado: todo lo recaudado por las ventas de los patitos y el resto de actividades (conciertos, festivales) se destinará a luchar contra los males neurodegenerativos, un término genérico que abarca un centenar de dolencias que afectan principalmente al sistema nervioso central y se caracterizan por una pérdida neuronal progresiva en áreas concretas cerebrales, y a financiar proyectos de investigación en busca de terapias en este campo. «Los cinco euros de cada tique suponen nueve minutos de investigación», señala el músico Mikel Rentería, director de la iniciativa y padre de un niño aquejado de una enfermedad de este tipo. En los últimos seis años, la Fundación Walk on Project (WOP) ha recaudado más de 260.000 euros que ha dirigido a varios estudios científicos y más de 400.000 a diversos proyectos médicos internacionales, gracias al compromiso y la concienciación que este evento ha despertado entre los bilbaínos.

La inscripción para la WOPato, consolidada como uno de los acontecimientos más importantes del calendario preveraniego bilbaíno, aún está en marcha. Se pueden comprar los tiques en El Corte Inglés, tiendas Eroski y en el stand de WOP en la Gran Vía (junto a la Diputación) todos los viernes y sábados en horario continuo de 12.00 a 20.00 horas. También se puede hacer por internet en wopato.com. En esta web se podrá seguir la posición de los miles de patos geolocalizados y el listado de ganadores. Después de la carrera los tiques se canjearán por uno de los wopatos participantes. Con ellos se optará a grandes premios. Entre otras sorpresas, el uso durante un año del nuevo Toyota Corolla y dos cheques de 500 euros de El Corte Inglés. Además, la nueva Estropatada se celebra el mismo fin de semana en el que WOP plantea su nueva aventura deportiva, la WOP Challenge, una carrera de relevos a lo largo de 226 kilómetros por toda Bizkaia en la que pueden participar equipos mixtos de hasta diez personas. La salida y la llegada de la misma tendrá lugar en la explanada del Museo Marítimo de Bilbao.

En su contexto

El origen
El verano de 2008 Jontxu, de 6 años, se tropezaba en el monte. Era el anuncio del diagnóstico que el 13 de octubre de ese año comunicaron a Mikel Rementería y Mentxu Mendieta, sus padres. Diagnóstico de una grave enfermedad neurodegenerativa que si nada lo remediaba haría que Jon muriera.
Batalla contra las enfermedades neurodegenerativas
Ahí comenzó y aún perdura. Mikel Rementería comenzó a componer como una necesidad y una forma de expresar el torrente de emociones que le invadió.
'Walk On'
Entre sus canciones surgió esta como una promesa a su hijo Jon en la lucha contra estas patologías. Y de esa canción nació este proyecto, The Walk On Project (WOP), como una faceta de la familia de Mikel y un movimiento social que ha crecido hasta lo que es hoy: una Fundación que desarrolla diferentes actividades con tres objetivos fundamentales.
Objetivos
Financiar proyectos de investigación en busca de terapias para enfermedades neurodegenerativas, divulgar la realidad de estas dolencia y potenciar la conciencia social a favor de la investigación de la ciencia.