Vía libre a que la antigua estación de La Naja pueda acoger comercios y restaurantes

Vista del exterior de la antigua estación de La Naja, en Bilbao./
Vista del exterior de la antigua estación de La Naja, en Bilbao.

En esta reorientación queda excluida la posibilidad de que en la vieja estación de Renfe, clausurada en 1999, se instale un pub, una discoteca o un supermercado

JON GARAY

La vieja estación de Renfe, clausurada en 1999, podrá acoger tiendas, restaurantes y comercios, pero ningún pub, discoteca o supermercado. Así lo ha decidido el pleno del Ayuntamiento de Bilbao, que también ha dado vía libre a la recalificación de un inmueble de la Diputación en Indautxu y a la de un garaje cercano para poder construir viviendas.

La vieja estación de La Naja asoma sin vida a la ría desde hace 18 años. Entonces era el punto final de la línea de Renfe de la Margen Izquierda que cerró sus puertas a los cientos de usuarios que llegaban cada día a trabajar o estudiar a la villa. En el mismo momento que la capital vizcaína comenzaba una profunda transformación urbanística, el emblemático edificio pasaba a contemplar impasible todos estos cambios sin conocer que sería de él. El pleno del Ayuntamiento ha aprobado este jueves su recalificación para que sus alrededor de 2.000 metros cuadrados puedan acoger tiendas, restaurantes y comercios. Eso sí, en esta reorientación queda excluida la posibilidad de que se instale algún pub o discoteca al impedirlo la normativa urbanística que regula la hostelería del Casco Viejo.

Su situación comenzó a cambiar en 2013, cuando Adif subastó el espacio. La puja se la llevó la empresa GP Funds & Treasury S.L., un grupo de inversores en el que figuraba el expiloto de motociclismo Sete Gibernau como apoderado. En la actualidad, tres importantes inmobiliarias gestionan la propiedad. La recalificación ha sido aprobada con los votos favorables del equipo de Gobierno y PP, la abstención de Bildu y los votos negativos de Goazen y Udalberri.

El futuro de La Naja no ha sido el único tema de recalificación urbanística abordado en el pleno. También estaba en debate el porvenir del Edificio Federaciones y del Garaje Ellacuría. A debate, la posibilidad de construir viviendas en ambos espacios, valorados en algo más de un millón de euros. El primero de ellos, situado en la calle José María Escuza, acogió las federaciones deportivas de la Diputación hasta 2012. El plan aquí es un bloque de viviendas de 12 pisos. Respecto al segundo, situado en las cercanías, se podrían levantar 60 pisos. Como en el caso de la vieja estación, la propuesta ha sido aprobada también con los mismos votos favorables que en el caso anterior y las abstenciones del resto de los grupos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos