Experiencia en primera persona

Manu Suárez, Cristina Rivas, Covadonga Saiz Bernuy, Bosco Souto y Fernando Manrique./
Manu Suárez, Cristina Rivas, Covadonga Saiz Bernuy, Bosco Souto y Fernando Manrique.

Presentado, en los salones de la Sociedad Bilbaína, el libro 'Yo creo en ti', cuyos beneficios irán a parar a la Asociación Aspertxu

TXEMA SORIA

Las personas diferentes suelen tener problemas con los demás, ya sean amigos o compañeros, desde edades muy tempranas. Es vital que los padres -también debe hacerse en los colegios- eduquen a sus hijos en el respeto a todo aquel que con su comportamiento se sale de la norma establecida.

Ayer por la tarde, en los salones de la Sociedad Bilbaína, Covadonga Saiz Bernuy -licenciada en Historia, autora de libros como Diccionario de Bilbao y Luces del Segura y coautora de 50 años de un festival, Crónica de una leyenda' y Bilbao, toros y toreros- presentó en sociedad su nuevo trabajo, Yo creo en ti. Un volumen que gira en torno a su hijo Borja, diagnosticado de Asperger, en el que la autora cuenta su experiencia personal. Un libro en el que colabora el propio Borja -ha escrito uno de los capítulos-, varios de sus amigos, algunos de sus compañeros y diferentes profesores del centro donde estudia el joven, en el que se narran diferentes vicisitudes de la enfermedad y las crisis que se pueden pasar en el transcurso de su desarrollo. Los beneficios por la venta del libro -apenas cuesta 14,00 euros- irán a parar a la Asociación Aspertxu, cuyo fin es ayudar a mejorar la vida a las familias afectadas por este transtorno.

El Asperger, término utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981 -lo denominó así en reconocimiento al psiquiatra y pediatra austriaco Hans Asperger, que describió el síndrome en 1943- es una rama del autismo. Quien sufren este síndrome habitualmente son personas con muchos rituales, obsesiones, fijaciones, jóvenes con problemas de sociabilidad y dificultades en la comunicación afectiva y social.

La presentación del libro corrió a cargo de Fernando Manrique, vicepresidente segundo de la Sociedad Bilbaína; Bosco Souto, presidente de la Asociación Aspertxu; Cristina Rivas, psicóloga y directora del centro Zubikoa.

Al acto se acercaron Alfonso Carlos Saiz Valdivielso y María Luis Bernuy, padres de la autora; su hermano Álvaro Sáiz Bernuy, su tío Juanjo Bernuy, sus hijos Jorge y Mariana Oraa, Carmela Uribe, Begoña Molinero, Santiago Iriarte, Esperanza Pardo, Iñaki Sainz Ruiz, Ana Nebreda, que fue con sus hijos Jacobo y Manuela Amann; Teresa Querejazu, Beatriz Marcos, Susana Larrea, Isabel Arcocha, Lucia Lipperheide, Inés Nebreda, Maria Blanco, Ana y Marta San Millán.

Asimismo acudieron Alfonso y Luis Ausín, Dori Andrés, el torero Daniel Granado, Manu Suárez, gerente de la Bilbaína; Susana Gómez Guadalupe, Jon Txaber Mendizabal, Cristina Barreiro y Kistiñe Mejuto, integrantes de la Asociación Aspertxu. No faltaron a la cita Marisol Gómez, Fran Nieto, Charo Bilbao, Beatriz Artiach, Ana Barrenechea, Leire Zorrozua, José Ramón Rementeria, la pianista Cristina Artundo, Isabel Bajo, Marisa Perelló, Marta García, el ginecólogo Eduardo López Arregui, Leopoldo Sánchez Gil, Cristina Martin Garaitagoitia, Susana Abraldes, Sonia Guzmán, Juanjo López Santos, Vilma Lauria, Javi Goicolea, Javier Cabado y Mariano Llorente.

 

Fotos

Vídeos