Buscan al autor de la violación de una joven en un garaje de Bilbao

Concentración contra las agresiones sexistas la pasada Aste Nagusia en Bilbao. /
Concentración contra las agresiones sexistas la pasada Aste Nagusia en Bilbao.

El individuo, moreno y de pelo rizado, siguió a la víctima por Rekalde y a la altura de un parking la empujó a su interior, donde consumó la agresión sexual

AINHOA DE LAS HERAS

Bilbao vuelve a ser escenario de una agresión sexual a una mujer, esta vez en el barrio de Rekalde. Una joven de 29 años que regresaba a su domicilio en la madrugada de ayer, fue abordada por un individuo que la derribó y la forzó en un garaje, según ha podido saber este periódico. Familiares de la chica denunciaron el caso llamando a la Ertzaintza, que de inmediato movilizó a una patrulla y a una ambulancia.

La agresión se produjo sobre las seis y veinte de la madrugada. La mujer caminaba por la zona de Masustegi, cerca del albergue de Elejabarri, y se percató de que alguien la estaba siguiendo. No había nadie más en las inmediaciones, por lo que no tuvo más remedio que continuar hacia delante. En el acceso a un garaje, el asaltante la empujó, le despojó de parte de la ropa y consumó la violación. Después, el agresor desapareció y la mujer buscó ayuda en su entorno familiar.

La Ertzaintza busca desde entonces a un joven moreno de pelo rizado, delgado y alto como sospechoso de la agresión sexual. Los investigadores buscan también en las cámaras de vídeovigilancia situadas por la zona por si alguna pudiera haber tomado la imagen de este individuo. Además, también se movilizó a un equipo de inspecciones oculares para que recogieran en el lugar posibles evidencias que permitan identificar al agresor.

Muy afectada por el ataque

La mujer, muy afectada por el sorpresivo ataque, fue trasladada hasta el hospital de Basurto, donde se activó el protocolo de agresiones sexuales. Además de recibir asistencia médica, la víctima también fue examinada por un médico forense.

Esta última agresión machista le sigue a los numerosos episodios de abusos que se vivieron en la Aste Nagusia y a otros casos similares registrados en los últimos meses y que han movilizado a decenas de personas para decir basta a la violencia sexual contra las mujeres.

A finales del pasado mes de mayo, otra joven de 28 años fue víctima de un ataque similar cuando regresaba a su casa, en Getxo, después de haber disfrutado con sus amigas de las fiestas de Erandio. El agresor la eligió en el metro, donde viajaron en un mismo vagón. La siguió y se coló detrás de ella en el garaje por donde solía entrar en casa. Allí, la sometió a tocamientos con acceso carnal y también la golpeó en la cara cuando ella empezó a gritar y a resistirse. Al ver su reacción, el agresor huyó, pero fue localizado horas después por ertzainas de la comisaría de Getxo. Contaban con las imágenes del presunto autor de los hechos grabadas por las cámaras del suburbano.

Se trataba de un chico de 19 años y vecino de la misma localidad, sin antecedentes penales. Tras ser puesto a disposición judicial, el arrestado ingresó en la prisión de Basauri. En una entrevista concedida a este periódico, la víctima afirmó días después: «Quiero que se sepa (lo que me ocurrió a mí) para que otras chicas a las que les pase no se sientan culpables. ¿Por qué no puedo beber o volver a casa sola? Puedo hacer lo que quiera, la culpa es del que lo hace. No tengo que ir mirando por encima de mi hombro para ver si me persiguen».