El Correo

Unai Rementeria, investido diputado general de Bizkaia

fotogalería

Unai Rementeria saluda a José Luis Bilbao en el pleno de investidura. / Maika Salguero

  • El jeltzale defiende que "Euskadi será lo que los vascos decidan, sin imposiciones, y si es preciso acomodar la legalidad a la voluntad mayoritaria, lo haremos"

Unai Rementeria ha sido investido esta tarde nuevo diputado general de Bizkaia en la sesión que ha tenido lugar durante toda la jornada del miércoles en la Casa de Juntas de Gernika. De esta forma, el jeltzale toma el relevo de José Luis Bilbao, que abandona hoy el Palacio foral tras doce años de Gobierno. El político mundaqués, de 41 años, recibió el apoyo de los 23 junteros de su partido y los 7 del PSE, formación con la que gobernará en coalición y a quienes cede, en virtud de su pacto de gobierno, las carteras de Transportes y Empleo.

"Soy uno más en esta Bizkaia plural, uno que ha firmado un contrato temporal como diputado general y será un tiempo tasado: dos legislaturas", aseguró nada más comenzar su discurso, donde prometió crear una Dirección General de Modernización y Transparencia. Se felicitó por los buenos indicadores macroeconómicos pero alertó de los "nubarrones e incertidumbres" en relación al PIB industrial vasco y al efecto en una economía global de escenarios como el griego.

"Lleno de ilusión" y con la intención de ser "tan buen diputado como aita, hijo y pareja", anunció que su primer viaje será este mismo mes a EE. UU. "para sembrar". Tras una encendida defensa de la foralidad, se mostró abierto a "reformar las instituciones pero siempre con el hilo de la foralidad", al que atribuyó "nuestro bienestar e identidad". Apoyado por "un Gobierno al que le dan los números", avanzó que buscará "sumar más apoyos" y reclamó "la libertad de Euskadi, que es mi país" porque "será lo que los vascos y vascas quieran que sea, sin imposiciones, y si es preciso acomodar la legalidad a la voluntad mayoritaria, lo haremos".

El portavoz de Bildu, Josu Unanue, ha sido el encargado de abrir una sesión que ha comenzado puntual a las 9 horas. Su discurso como candidato a diputado general -es el único líder de la oposición que ha optado por esta fórmula pese a no tener posibilidades de resultar elegido- ha girado sobre las consecuencias sociales de la crisis y ha abordado algunas de las medidas que impulsarán desde su coalición. Tras reclamar que se facilite el acceso a las ayudas sociales, Unanue propuso una reforma fiscal para elevar al 24% el IRPF de las rentas hasta 200.000 euros y hasta el 28% a partir de esa cantidad "para que la sociedad participe de los beneficios". "No podemos dejar la dignidad para después de la crisis, es ella la que nos sacará de la crisis". El portavoz de Bildu, que defendió "la pluralidad cultural y de procedencia de Bizkaia, algo que nos enriquece", declaró también que "aquí no sobra nadie". Bildu reclamó también una norma foral para controlar las condiciones laborales en las contrataciones de la Diputación.