Don Diego, mejor que nunca

Don Diego, ya al descubierto./
Don Diego, ya al descubierto.

La estatua del fundador de Bilbao queda al descubierto después de dos meses sometiéndose a su primera restauración en 120 años

ELCORREO.COM

Un poco más tarde de lo previsto, pero Don Diego López de Haro luce como los chorros del oro. O del bronce, en su caso. Finalizadas las tareas de restauración, desde esta mañana la estatua del fundador de la villa de Bilbao vuelve a quedar al descubierto.

Por primera vez desde que en 1895 se alzara en un pilar en medio de la Plaza Circular -a excepción de una corta estancia en Atxuri-, la figura quedó oculta por un andamiaje el pasado mes de marzo que permitiría proceder a su restauración. La meteorología y el paso del tiempo habían hecho mella en la estatua de Don Diego. De ahí un lavado de cara que, con un presupuesto de 42.000 euros, debería haber finalizado en abril.

Al comienzo de los trabajos, el Departamento de Obras y Servicios declaró ser "de vital importancia" conservar la pátina original de la pieza, ya que "es parte del valor estético del monumento". Así, la renovación se ha centrado en reparar los elementos de bronce y eliminar las manchas del pedestal de mármol de Ereño.

Según el Ayuntamiento, la estatua presentaba un estado de conservación "deficiente". El bronce se había degradado, fruto de la exposición a la intemperie y la polución. A ese desgaste había que sumarle la acumulación de suciedad y excrementos de aves que han oxidado el metal; las escorrentías y manchas originadas por la contaminación, y la caída de fragmentos de uno de los bajorrelieves. "Estos últimos años Bilbao ha hecho un esfuerzo importante por adquirir piezas de prestigio internacional y hay que mantenerlos. A Don Diego ya le tocaba someterse a una restauración", valoró por entonces el edil de Obras y Servicios, José Luis Sabas. "Es una gran responsabilidad por ser el fundador de Bilbao y por el valor de la propia pieza."

 

Fotos

Vídeos