Detenida en Bilbao una mujer por herir con un cuchillo a su novia

La joven, de 18 años, amenazó con el arma blanca a su compañera sentimental, a la que causó varios cortes sangrantes en el brazo

JOSU GARCÍA

La violencia doméstica volvió a traer en jaque a la Ertzaintza el pasado sábado. La Policía autonómica detuvo al menos a dos personas por delitos relacionados con los malos tratos dentro del ámbito familiar. El caso más grave tuvo lugar en Bilbao. Una joven de 18 años fue arrestada por causar heridas sangrantes con un cuchillo de cocina a su compañera sentimental en el brazo izquierdo, según informó ayer el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

Los hechos tuvieron lugar sobre la una de la tarde. A esa hora, una patrulla de la Ertzaintza destinada en la comisaría de Deusto se desplazó a una vivienda tras recibirse un aviso sobre una discusión y una posible agresión. Personados en el lugar, los agentes identificaron a dos mujeres, y constataron que una de ellas presentaba unas heridas sangrantes en uno de sus brazos por lo que solicitaron asistencia sanitaria. Tras hablar con las dos implicadas, los funcionarios procedieron al arresto de una de ellas, de 18 años, por un presunto delito de violencia doméstica.

Al parecer, tras un enfrentamiento dialéctico, la acusada amenazó y presuntamente agredió a su pareja con el arma blanca, causándole heridas sangrantes en un antebrazo que necesitaron de su traslado a un hospital.

Un varón arrestado

Apenas cinco horas y media después de este suceso, un varón de 33 años también fue llevado a comisaría. El joven agredió a su compañera sentimental. Tras propinarle varios puñetazos, la empujó contra una cristalera del salón provocando a la mujer una herida sangrante en un pie.

Los hechos tuvieron lugar sobre las siete menos cuarto de la tarde en un domicilio de la capital vizcaína. Agentes adscritos a la comisaría de Deusto se desplazaron a la vivienda ya que se había tenido conocimiento de una presunta agresión de un varón a su pareja.

Una vez allí, los funcionarios contactaron con la víctima, que denunció que su compañero le había propinado varios puñetazos y, tras destrozar una cristalera del salón, le había empujado contra los añicos de vidrio. Los agentes solicitaron la presencia sanitaria para la chica, que fue trasladada al hospital de Basurto.

 

Fotos

Vídeos