La Diputación estudia eximir del pago del IBI a la viviendas afectadas por la riada

Vecinos de Zalla limpian sus casas tras la riada de este fin de semana.  /
Vecinos de Zalla limpian sus casas tras la riada de este fin de semana.

Los locales comerciales que también sufrieron inundaciones por las lluvias torrenciales de este fin de semana también podrían librarse de abonar el Impuesto de Actividades Económicas

VASCO PRESS BILBAO

La Diputación de Bizkaia está estudiando la posibilidad de eximir del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a las viviendas y locales más afectados por las riadas que ha sufrido el territorio este pasado fin de semana, fundamentalmente en la comarca de Encartaciones. El portavoz del Ejecutivo foral, Unai Rementeria, ha confirmado en rueda de prensa que la institución está recabando la información necesaria sobre la envergadura de los daños y que podría aprobar la medida en las próximas semanas.

más información

Además, ha confirmado que el Consejo de Gobierno celebrado este lunes ha dado el visto bueno a eximir de las tasas de los bomberos forales a todas las viviendas y locales del territorio que durante estos últimos días han requerido la presencia del cuerpo para labores de achique de agua. Según los datos que ha aportado el portavoz foral, desde el pasado viernes y la noche de ayer domingo los bomberos de la Diputación realizaron un total de 115 salidas y todos los parques del territorio han trabajado 'a destajo'.

Güeñes abre una oficina para los afectados por las inundaciones

El Ayuntamiento de Güeñes, con motivo de las inundaciones ocasionadas por la alerta amarilla y naranja por lluvias, viento y nieve acaecida este fin de semana, ha puesto en marcha un servicio de atención telefónica a través del 946690004 para informar a la ciudadanía sobre a quién debe reclamar por los daños causados en locales, viviendas, garajes y demás inmuebles perjudicados durante las inundaciones y el procedimiento para desarrollar dichas reclamaciones. Las declaraciones de siniestros deberán realizarse en un plazo máximo de siete días desde que ha sucedido la inundación, enviándolo por fax (946611801), por email (ccsbilbao@consorseguros.es) o acudiendo a la oficina del CCS de Bizkaia. Se podrá obtener más información a través de la web: www.consorseguros.es.

El viernes, por ejemplo, los 65 efectivos del cuerpo que se encontraban de guardia fueron reforzados con 20 más, además de con 16 vehículos. Además, el sábado, a estos refuerzos se sumaron 5 efectivos más en el parque de Balmaseda. Rementeria ha explicado que las intervenciones de los bomberos forales se centraron fundamentalmente en la comarca de Las Encartaciones, siendo los municipios de Zalla, Güeñes y Balmaseda los que más actuaciones registraron, si bien ha precisado que las salidas como consecuencia del temporal de lluvia se produjeron a lo largo y ancho de todo el territorio de Bizkaia.

Problemas en algunas carreteras

Fruto de las lluvias, durante el fin de semana se han registrado también incidencias, que en algunos casos persisten, en la red viaria, con desprendimientos y hundimientos de calzada que han provocado cortes en carreteras provinciales en municipios como Areatza, Gordexola, Arrankudiaga, Karrantza, Güeñes y Galdames, entre otros. En total, el plan de vialidad invernal puesto en marcha por la Diputación contempla el despliegue de 369 personas y 71 máquinas quitanieves, disponiendo de más de 9.000 toneladas de sal almacenadas para deshacer el hielo de las carreteras.

Rementeria se ha felicitado por el hecho de que no se hayan producido daños personales en las inundaciones registradas en Las Encartaciones, pero se ha lamentado por la importancia de los daños materiales, al tiempo que ha destacado la eficacia del sistema de emergencias desplegado por la Diputación. La institución foral ha convocado para esta tarde una mesa de coordinación con el objetivo de aclarar pormenorizadamente el alcance de los daños consecuencia de las riadas de este fin de semana. En la misma tomarán parte los alcaldes de los municipios más afectados (fundamentalmente los de la cuenca del río Cadagua), el subdelegado del Gobierno en Bizkaia, un representante del Consorcio de Compensación de Seguros y otro de la Agencia Vasca del Agua URA.