El puente Frank Gehry empieza a tomar forma en el canal de Deusto

El transporte hace su entrada en el recinto de obras de Zorrozaurre. Dos grúas movieron la gigantesca pieza hasta su emplazamiento sobre los estribos del puente./
El transporte hace su entrada en el recinto de obras de Zorrozaurre. Dos grúas movieron la gigantesca pieza hasta su emplazamiento sobre los estribos del puente.

Veinte piezas de entre 25 y 75 toneladas componen las vigas sobre las que se sostendrá el viaducto, que estará listo en mayo. La primera se instaló ayer

GUILLERMO ELEJABEITIAbilbao

Las obras de apertura del canal de Deusto avanzan a buen ritmo. Tanto, que ayer empezó a tomar forma el que será el icono del proyecto, el puente Frank O. Gehry. En la madrugada del lunes comenzaron a llegar al entorno de Botica Vieja las piezas que compondrán la estructura del viaducto, la decimocuarta de cuantas unen las márgenes del Nervión a su paso por Bilbao. El transporte se realizó en horario nocturno para minimizar las afecciones al tráfico, dada la magnitud de las piezas. La operación ofrecerá en las próximas semanas imágenes espectaculares para los más madrugadores.

La decisión de transportar por vía marítima los materiales extraídos del tajo ha obligado a introducir algunos cambios en el proyecto. El principal es construir primero toda la obra civil y dejar las labores de extracción para la última fase, con el fin de que el volumen de tierras pueda ser trasladado directamente al Puerto, donde formarán parte de un nuevo muelle que se construirá a partir de mayo. La mayoría de los pilotes que sostendrán los muelles ya se han construido. De los 640 que prevé la obra, más de 340 se han instalado ya, así como los estribos sobre los que se tenderá la estructura del nuevo puente.

De Zorrozaurre a Deusto

Las dos enormes construcciones de hormigón estarán situadas a ambos extremos del viaducto y ya están prácticamente finalizadas. Mientras se rematan los últimos detalles, se completó la instalación de la primera de las veinte piezas prefabricadas que componen el puente, que tendrá 75 metros de largo y 30 de ancho. Los bloques de hormigón tienen longitudes entre 14 y 20 metros, lo que complica las operaciones de transporte. Su peso tampoco escapa a las dimensiones ciclópeas que envuelven el proyecto. 25 toneladas pesa la más ligera y 75 la más pesada. Se trata de cajones de hormigón que se irán soldando para formar las vigas que sostendrán el puente.

Los trabajos de colocación arrancaron ayer mismo en la orilla de Zorrozaurre, y desde allí se irá lanzando la estructura hacia Deusto. Para sostenerla se han instalado además pilotes provisionales prefabricados en hormigón, que se eliminarán cuando el puente pueda sostenerse por sí mismo. Según los cálculos del máximo responsable de la obra, el subdirector de Proyectos del Ayuntamiento de Bilbao, Javier Orduna Mendiola, «el puente estará terminado previsiblemente en mayo». Al mismo tiempo que comienzan las obras en el Puerto a las que se destinarán los materiales extraídos. La idea es que a partir de entonces los efectivos de la obra -la mayor desarrollada en el núcleo urbano de la villa a lo largo de su historia- puedan concentrarse en las labores de extracción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos