1.400 kilos diarios de dinamita para abrir paso al tramo final de la Supersur