400 voluntarios empiezan a construir las txosnas de «la semana más grande de Bilbao»

La estructura de las txosnas comienza a tomar forma detrás del Arriaga. /J. A.
La estructura de las txosnas comienza a tomar forma detrás del Arriaga. / J. A.

En el montaje se emplean 150 toneladas de mecanotubo, 1.200 metros cuadrados de lona y más de 1.500 tableros de madera

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El recinto festivo del Arenal ya va tomando forma. Con las estructuras de mecanotubo en pleno montaje a sus espaldas, las representantes de Bilboko Konpartsak han dado a conocer esta mañana los detalles de esta obra colectiva a ocho días de que arranque la Aste Nagusia con el lanzamiento del txupín desde el balcón del teatro Arriaga. Más allá de las toneladas de mecanotubo y los litros de pintura, las comparseras Itziar Martínez y Oihana Pascual han querido destacar «el trabajo que hay detrás de este montaje durante todo el año», una labor que permite que «la semana más grande de Bilbao sea realmente grande».

Lejos quedaron ya los tiempos de las primeras ediciones de las fiestas de Bilbao, cuando las txosnas, mucho más rudimentarias y pequeñas que las actuales, se construían en apenas un par de días con algunos tablones y andamios. Ahora, el montaje del recinto festivo supone más de una semana de trabajo contrarreloj y sus números impresionan. Levantar las txosnas requiere «una receta» que se 'cocina' con los siguientes «ingredientes». «Cerca de 150 toneladas de mecanotubo que montan las comparsas», unos 1.200 metros cuadrados de lona, «más de 1.500 tableros de madera y cerca de 1.100 metros de pintura. Todo ello a base de un trabajo voluntario y colectivo, según han subrayado las dos portavoces.

La base sobre la que se construyen las txosnas son «las miles de horas que dedicaremos al montaje las más de 400 personas» de las 28 comparsas «durante 10 días». Sin olvidar el trabajo previo «que se hace durante todo el año». Las reuniones «pueden contarse por cientos y las horas empleadas para coordinar y lograr la implicación de tantas entidades y personas colaboradoras pueden contarse con miles».