Una receta de los años 60 para brindar en esta Aste Nagusia