Más de 600 personas limpiarán Bilbao en Aste Nagusia

Barrenderos limpian El Arenal durante la pasada Aste Nagusia./Fernando Gómez
Barrenderos limpian El Arenal durante la pasada Aste Nagusia. / Fernando Gómez

El nuevo concejal de Obras y Servicios, Asier Abaunza, llama a no utilizar el espacio público y la ría como vertedero y urinario: habrá 231 baños desmontables en el recinto y 96 'pixatokis' en el Arenal

Eva Molano
EVA MOLANO

Casi todo está listo para la llegada de Marijaia, esa gran diva festiva que el sábado de la semana que viene desatará la euforia colectiva en Bilbao. Aunque su gran poder de convocatoria requiere, como cualquier evento multitudinario, de grandes preparativos. De momento, el Ayuntamiento ya ha retirado de los espacios públicos más de 300 elementos de mobiliario urbano que podían «molestar»: desde parques infantiles, hasta bancos e incluso alguna marquesina. Una tarea ardua que finalizó ayer. Y ya tiene preparado el refuerzo especial de limpieza: 218 operarios más al día, hasta un total de 560 – que se suman a los 60 de jardinería– y 117 vehículos, se ocuparán en tres turnos, de limpiar Bilbao. Las tareas, en algunos puntos, como Abandoibarra o el Parque Europa, empezarán a las cinco de la mañana y en la zona de las txosnas a las seis. Se espera que sobre las 11.30 horas la ciudad esté tan limpia como cualquier día normal. El nuevo concejal de Obras y Servicios y Espacio Público, Asier Abaunza, que también sigue siendo el responsable de Planificación Urbana, ha presentado el dispositivo especial en el Consistorio. Y ha pedido a los bilbaínos colaboración con los equipos de limpieza, sobretodo en la Plaza Circular, donde las tareas convivirán con el cierre de las txosnas. En este punto deberán ser ágiles para permitir que circulen los primeros autobuses de la mañana. Además, dos embarcaciones se encargarán de la limpieza en la lámina de agua y en las partes bajas de la ribera de la ría, muelles y escaleras, entre el Puente San Antón y la zona del Museo Marítimo. Es un servicio que se realiza tres veces por semana en Bilbao y se incrementa en las fiestas. Una barrera flotante impedirá que vasos, botellas y otros objetos fluyan hasta el mar. Abaunza recuerda que la ría «no es un vertedero ni un urinario». Además, apunta que las escaleras resbalan y «uno compromete su seguridad».

Precisamente, para que las miles de personas que acuden a las fiestas puedan aliviar sus necesidades, habrá más baños públicos. Una cantidad que Abaunza considera «suficiente» aunque depende de la «urgencia y paciencia» de los usuarios y cree «inevitable» que puedan producirse colas puntuales. Habrá 231 baños desmontables, de los cuales 80 son baños químicos individuales y 135 van en módulos de agua: tienen a una persona permanentemente para su limpieza y entrega de papel con sus correspondientes lavabos y espejos, y 16 son para personas de movilidad reducida. Además hay que sumar 90 'pixatokis' masculinos, y 6 pixatokis femeninos, que se encuentran en el recinto del Arenal. 50 químicos y 6 para personas de movilidad reducida se ubicarán en el Parque Europa para dar servicio a las personas asistentes a los conciertos. Los baños en batería tendrán un servicio de mantenimiento y limpieza permanente, y que los del Arenal y Teatro Arriaga estarán abiertos las 24 horas. A estos baños portátiles hay que añadir los 50 que ya existen en diferentes puntos de la ciudad y que se usan durante todo el año. El Ayuntamiento también colocará nuevos contenedores.

El nuevo concejal de Obras y Servicios, Asier Abaunza, durante la presentación.
El nuevo concejal de Obras y Servicios, Asier Abaunza, durante la presentación. / Fernando Gómez

En zonas donde han detectado que se hace «botellón o litros», ha explicado Abaunza, se colocarán 249 contenedores de formato cubo. Por estos espacios habrá 16 operarios y 4 vehículos para eliminar cuanto antes los restos en zonas como Abandoibarra, Campo Volantín, Botica Vieja, Parque Doña Casilda, Plaza Indautxu, Plaza Bizkaia, Uribitarte, Plaza de la Convivencia, Jardines Albia, Plaza Quintana, Muelle La Naja o alrededores del Parque Europa… Mientras, habrá más de 100 contenedores de diferentes fracciones reciclables que quedarán en el espacio interior de la txosnas.

En el resto del espacio festivo, se instalarán en total otros 450 contenedores de tamaño medio distribuidos por los diferentes espacios festivos. Todos ellos estarán divididos para propiciar el reciclaje. El año pasado se recogieron 609 toneladas de residuos durante Aste Nagusia –un 3% más que el año anterior- 509 se retiraron en la fracción resto (contenedor verde), por lo que se pide a la ciudadanía y visitantes que durante las fiestas también usen correctamente las fracciones reciclables. De la ría se sacaron otras 5,5 toneladas, un 8% menos que el año anterior. Después de las fiestas también hay un gran trabajo. Deben volver a montarse todos los elementos de mobiliario urbano y sustituir todos los elementos dañados, también árboles. Se resembrarán 20.000 metros cuadrados de zona verde.

 

Fotos

Vídeos