La leyenda de las fieras huidas del viejo San Mamés

Los leones persiguieron a los 'peques' a lo largo y ancho de Particular de Indautxu. /Fernando Gómez
Los leones persiguieron a los 'peques' a lo largo y ancho de Particular de Indautxu. / Fernando Gómez

Una treintena de niños participan en la tercera edición del encierro infantil con leones de la Aste Nagusia, organizado por Bilbao Centro

HELENA RODRÍGUEZ

Cuenta la leyenda que cuando en 2013 se derribó el antiguo San Mamés, tres fieros leones y una no menos temible leona huyeron melena al viento. Emprendieron la carrera Pozas allá, pero, desorientados por el bullicio urbano, acabaron en la calle Particular de Indautxu, donde encontraron refugio en un local de la Asociación Bilbao Centro. Los acogieron, los alimentaron y les dieron los mimos que tan emblemáticos animales se merecen... Es verdad que las hembras de esta especie no lucen cabellera y también lo es que la historia de los felinos huidos de La Catedral nunca pasó... pero esta es la capital de Bizkaia, estamos en plena Aste Nagusia y cualquier cosa puede pasar.

En realidad, la historia de las fieras es la excusa perfecta para celebrar una de las citas que se han asentado en el calendario de la Semana Grande: la tercera edición del encierro de leones. Organizado por la agrupación de comerciantes, el acto contó este lunes, en su estreno este año, con la asistencia del alcalde, Juan Mari Aburto, y del presidente del Athletic, Aitor Elizegi. «Siempre asiste algún jugador veterano. Con nosotros han estado figuras como Alkorta o Aitor Ocio, entre otros», confirma Jorge Ayo, gerente de Bilbao Centro. Arrancó en 2013 y tras varios años de parón, se retomó el año pasado.

Orgullo de ciudad

Unos treinta niños esperaban ansiosos a que los cuatro leones fuesen liberados. Para llamar su atención, tuvieron que seguir una liturgia en la que no faltó el himno de la entidad deportiva. «Jo, que salgan ya», ansiaba Ane López, de 7 años. Antes de dar rienda suelta al jolgorio, Aburto y Elizegi ejercieron de padrinos de honor. El regidor sacó pecho. «Tenemos la mejor ciudad, las mejores fiestas y el mejor equipo», proclamó orgulloso. Las altas cotas logradas, sin embargo, no merman las ganas de mejorar. «Hemos de ser ambiciosos. Se ha ganado al Barça y Bilbao está cada vez más bonita, pero hay que aspirar a más», animó.

Con los ecos del golazo de Aduriz aún resonando, el presidente rojiblanco animó a los peques a trabajar por sus sueños. «Los que estáis aquí podéis jugar en el Athletic en el futuro y también podéis ser hinchas. Sois leones», animó.

Y llegó el momento. Algunos críos ya huían antes de que las fieras salieras. Jokin Sanz, de 9 años, se escondía detrás de los adultos, creyéndose a salvo. Error. Armadas con bastones de goma espuma, las bestias dieron bueno zarpazos y no se libró ni el alcalde. Fue una cita intensa. A algunas, como a Miren Ruiz, de 7 años, se le hizo «muy corto». Cuando su aita le confirmó que este martes había una nueva convocatoria, una sonrisa de dibujó en su cara. Y es que los leones de Bilbao Centro estarán en Particular de Indautxu, todos los días a las 13.00 horas, hasta el jueves. Al de este martes, acudirán Miguel de Andrés y Santi Urkiaga, que ganaron las últimas ligas y copa del Athletic Club. Las estrellas de mañana y pasado serán una sorpresa.

Las claves

Juan Mari Aburto:
«Se ha ganado al Barça y Bilbao está cada vez más bonita, pero hay que aspirar a más»
Aitor Elizegi:
«Los que estáis aquí podéis jugar en el Athletic en el futuro o apoyar al equipo en la grada. Sois leones»