El himno eterno de la Aste Nagusia

'Badator Marijaia' se escuchó en el primer 'descorche' celebrado en la plaza Nueva para abrir la Aste Nagusia de 1997./Telepress
'Badator Marijaia' se escuchó en el primer 'descorche' celebrado en la plaza Nueva para abrir la Aste Nagusia de 1997. / Telepress

Kepa Junkera compuso en 1997 'Badator Marijaia', la canción que recoge la esencia de las fiestas bilbaínas

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Haz el experimento: pregunta a la gente de qué año es 'Badator Marijaia' y verás cómo todo el mundo cree que es mucho más antigua de lo que realmente es». Quien lo comenta sabe muy bien de qué habla, porque es Kepa Junkera, el autor del que se convirtió en himno de la Aste Nagusia desde la primera vez que fue reproducido en público. Sucedió el sábado 16 de agosto de 1997, pero, efectivamente, mucha gente cree que fue antes, mucho antes, «o que ha estado ahí desde siempre».

En realidad, 'Badator Marijaia' fue creada para la Aste Nagusia de 1997, unas fiestas que se presentaron, literalmente, como «las de la nueva era». Aquel año la comisión de fiestas introdujo varios cambios. De entrada, se eliminó la subida por la ría de Marijaia, que en la anterior edición pinchó en cuanto a asistencia del público. También se innovó en el acto inaugural. El txupin fue lanzado desde la plaza Nueva en un 'descorche' masivo de agua de Bilbao. «Queremos que sea un acto definitivo», avanzaba días antes Joseba Inchaurraga, el entonces concejal de Cultura. Su vaticinio no se cumplió.

'Badator Marijaia' fue otra de las novedades de 1997. Junkera no recuerda «con muchos detalles cómo surgió la idea. Fue una cosa sencilla, simplemente me comentaron desde las comparsas que querían hacer una canción. No fue algo planteado al detalle, ni a lo grande». El trikitilari de Rekalde se llevó la propuesta a casa. «Entonces vivía en 2 de mayo. Tenía un pequeño estudio de grabación allí y empecé a trabajar». El músico no puede precisar la fecha exacta, «porque estaba ocupado con varios proyectos. Pero de lo que sí me acuerdo perfectamente es que salió en una tarde, muy rápido. La canción entera».

De un tirón, con su característica estructura doble. «La primera parte tiene más espíritu de himno. El ritmo es más lento, y la segunda es más festiva -explica el músico-. Reflejaba lo que conozco de Aste Nagusia, las fiestas que he vivido como bilbaíno». A este segundo tramo da entrada la triki del propio Junkera, una de las claves de su gancho. La letra la escribió Edorta Jiménez, «con quien ya había hecho cosas y me pareció la persona indicada para reflejar lo que son las fiestas de Bilbao». La grabación definitiva se hizo en los estudios Tío Pete «con un montón de amigos, porque buscaba un rollo muy coral». Se hizo en un ambiente muy festivo, que la producción logró captar y que se puede apreciar en el video grabado para la ocasión.

EN SU CONTEXTO

5.000
guías de seguridad se repartieron durante el 'descorche' que inauguró la Aste Nagusia '97 en la plaza Nueva. Este acto sustituyó a la subida de Marijaia por la ría.
Prólogo
Como avance de las fiestas, que empezaban el sábado 18 de agosto, el 31 de julio las 28 comparsas celebraron un desfile festivo en El Arenal. Durante las fiestas desarrollaron un programa con más de medio centenar de actividades gratuitas.
Barco callejero
Una de las cosas más llamativas de la Aste Nagusia de aquel año fue la presencia de un barco en la calle Elcano de Bilbao, cerca de la plaza Eguillor. Era un yate que hizo las veces de restaurante durante la semana de fiestas. EL dinero recaudado se entregó a la asociación Etorkintza.
Nacho Cano
La estrella musical fue Nacho Cano, ex miembro de Mecano, entonces de gira con su exitoso 'El lado femenino'.

Junkera, como pregonero en 2007.
Junkera, como pregonero en 2007. / M. Atrio

Con amigos

El disco, del que la comisión de fiestas editó 5.000 copias en CD, incluía hasta 5 versiones del tema. En la principal se podía escuchar, entre otros, a Natxo de Felipe y Anton Latxa, de Oskorri, Maixa ta Itziar, Francis, de Doctor Deseo, Alex Sardui, de Exkixu, y Gorka Sarriegi, de Sorotan Bele, entre otros. El CD costaba entonces 1.000 pesetas.

En su presentación, Junkera definía como «un verdadero honor» la oportunidad de componer el tema musical de Marijaia, que «confío en que sea disfrutado por todos». ¡Y tanto que lo ha sido! Ya en 1997, la multitud coreó la canción cuando sonó por megafonía en el 'descorche' de la plaza Nueva. «En los primeros años yo alucinaba. Iba por las txosnas y no dejaba de sonar», comenta Junkera, que tuvo la oportunidad de comprobar el calado de su composición el día que se estrenó como pregonero en el txupinazo de 2007.

Obviamente, se había llevado la triki al balcón del Arriaga. «Toqué los primeros tres acordes y la gente se volvió loca, se puso a cantarla. Cuando ves que la gente ha interiorizado de tal forma una canción que has hecho tú, la ha hecho suya y se identifica con ella... Como artista esto es algo que no tiene precio», considera el trikitilari. Y ojo, «que me la piden no ya fuera de Bilbao, sino fuera de Euskadi. En Madrid, en Galicia... siempre aparece alguien que te pide '¡toca la de Marijaia!'».