Gatibu hace vibrar a Abandoibarra