Las «casetas» de Ripa son un «pegote» para Bilboko Konpartsak

Vista de las txosnas ubicadas en Ripa./Nerea Regueira
Vista de las txosnas ubicadas en Ripa. / Nerea Regueira

Las comparsas señalan que el traslado a Ripa de la txosnas que antes se ubicaban en la Plaza Circular dificultó el desarrollo del Hiri Krosa

JULIO ARRIETA

Una de las novedades de la Aste Nagusia de este año fue el traslado a Ripa de las txosnas que antes se ubicaban en la Plaza Circular, para situar en este espacio el escenario de las verbenas, que hasta 2018 estaba en el Arenal. La maniobra recibió críticas de los vecinos, más por la falta de una consulta previa por parte del Ayuntamiento que por las molestias por el ruido. Ayer, Bilboko Konpartsak señaló que la llegada de estas «casetas» dificultó el desarrollo del Hiri Krosa, en el que participaron 2.000 corredores, y la final de waterpolo. Para las comparsas, estas «casetas» -insistieron- fueron «un pegote» que además ofrecieron «una programación mediocre». Para el Ayuntamiento, sin embargo, el traslado de la verbena a la Plaza Circular fue un acierto que se reflejó en una afluencia de 50.000 espectadores.