Bilboko Konpartsak llama a la autodefensa contra las agresiones machistas

Las comparseras han formado un gran letrero con el lema 'autodefensa'./
Las comparseras han formado un gran letrero con el lema 'autodefensa'.

Celebran la anulación del concierto de C. Tangana y la respuesta del Ayuntamiento ante el rechazo al rapero mostrado «por la ciudadanía de Bilbao»

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Un centenar de comparseras ha comparecido ante los medios de comunicación, frente al Teatro Arriaga, para manifestar, un año más que Bilboko Konpartsak quiere una Aste Nagusia sin ataques machistas. Mientras sus compañeras formaban un mosaico con la palabra 'autodefentsa', las portavoces Itziar Martínez y Oihana Pascual han recordado que «llevamos años trabajando para construir un espacio festivo libre de agresiones, para que el disfrute, el respeto y el cuidado mutuo sean lo que definan» las fiestas de Bilbao.

«Queremos unas fiestas donde nuestros cuerpos y nuestras decisiones sean siempre respetados. Queremos disfrutar del espacio y del ambiente libremente», han señalado. «Queremos bailar, cantar, reír y potear sin riesgo de ser agredidas». También han dejado claro lo que las comparsas no desean ni en el recinto festivo ni en ningún lado: «No queremos babosos que nos piropeen, machirulos que nos acosen e incluso compañeros que nos subestimen».

Además, han rechazado las actitudes paternalistas, tanto las «institucionales» como las particulares porque, como han subrayado, «no queremos tener que volver acompañadas a casa, ni que la cuadrilla se quede pendiente de si llegamos bien». Tampoco «secretas que nos 'protejan'». En resumen, «ni agresión, ni protección: nosotras solas sin temor».

Las portavoces han recordado que «acabar con la lacra de las agresiones sexistas» es un «compromiso» asumido por Bilboko Konpartsak, donde, desde hace años «contamos con un grupo de trabajo específico y especializado, que trabaja todo el año, y no se limita a establecer protocolos de respuesta ante las agresiones, sino que va mucho más allá, tratando de evitar que ocurran». Su objetivo es construir un espacio festivo «donde las mujeres nos sintamos más seguras y más libres».

Para ello, las comparsas han organizado y participado «en talleres de sensibilización, de deconstrucción y de empoderamiento», socializando esta realidad. «Nos estamos dotando de herramientas que nos permitan desaprender, identificar y responder de forma activa ante cualquier manifestación machista, venga de donde venga», han explicado. Para Bilboko Konpartsak, la mejor forma de evitar este tipo de agresiones «es actuar frente a ellas mediante el cuidado mutuo y, sobre todo, mediante la autodefensa».

Ambas comparseras han recordado que, como el año pasado, el espacio festivo «estará inundado de pancartas y banderines morados» que lo señalarán como un recinto libre de ataques sexistas, para que los agresores tengan claro «que no son bienvenidos, que en este espacio, ante cualquier actitud machista la tolerancia es cero», y que desde las comparsas «responderemos sin dudarlo ante ellos. «Ante cualquier situación y abuso», han pedido que se acuda «a konpartseros y konpartseras, porque estamos preparadas y organizadas para actuar».

En el caso que se dé una agresión o ataque de este tipo, las comparsas han hecho un llamamiento «a todo Bilbao para que, en caso de que se activara el protocolo de respuesta», se sume a a las movilizaciones, que serán a las 19.30 horas. «La fiesta parará, según se anunciará, si procede».

Contra la música machista

Bilboko Konpartsak también ha valorado la anulación de la actuación de C. Tangana por sus letras machistas. Además de aplaudir «a la ciudadanía de Bilbao, que ha mostrado claramente su rechazo al concierto», las comparsas han «celebrado que el Ayuntamiento haya escuchado, tomado nota y cancelado tal actuación». Para las agrupaciones festivas, en Aste Nagusia «no tienen cabida las manifestaciones artísticas en las que se transmiten contenidos misóginos y machistas, a través de la cosificación sexual, y promoviendo el maltrato y la impunidad». Las portavoces han añadido que la música «es una más de las vías que pueden transmitir valores. Y no queremos que estos valores sean reaccionarios, no solo contra las mujeres sino reflejando un modelo de masculinidad falocéntrica, de competitividad y tiránica, como lo era en este caso».