Bilbao moviliza a un 20% más de policías para velar por la seguridad en Aste Nagusia

Presentación del operativo de seguridad para las fiestas de Bilbao./Jordi Alemany
Presentación del operativo de seguridad para las fiestas de Bilbao. / Jordi Alemany

Habrá también más videovigilancia y más control fuera del espacio festivo para evitar agresiones sexuales de vuelta a casa

Luis López
LUIS LÓPEZ

En el Ayuntamiento saben muy bien que la principal preocupación de los bilbaínos es la seguridad porque lo dicen sus propias encuestas. Y si hay un momento del año en el que la ciudad se pone a prueba, es en la Aste Nagusia. Así que, para evitar sustos en la medida de los posible, el operativo que han preparado conjuntamente Policía Municipal y Ertzaintza de cara a la edición de este año contempla un 20% más de efectivos que en 2018. Además, supone un 90% más que en 2017. ¿Cuántos agentes son? Como siempre, los responsables municipales han rechazado dar la cifra porque, dicen, supone dar pistas a quienes perciben la Semana Grande como una oportunidad para meter la mano en bolsillos ajenos.

Hay que tener en cuenta que estamos en un momento especialmente peliagudo. El creciente atractivo de Bilbao como foco turístico, y el hecho de que la Aste Nagusia se haya consolidado como una de las celebraciones más concurridas a nivel nacional, atrae a grupos de carteristas, oportunistas o delincuentes en general que quieren aprovecharse del ecosistema propicio que les ofrecen las multitudes febriles. Además, tras el fin del terrorismo de ETA ya no estamos en una ciudad repleta de fuerzas de seguridad que antaño servían como elemento disuasorio.

¿Cómo es que se han incrementado tanto el número de efectivos? En la pasada edición, la de 2018, se produjo el punto de inflexión, explican fuentes municipales, porque se llegó a un acuerdo con los sindicatos policiales para que los agentes no se pidiesen las vacaciones en estas fechas, como solía ser habitual. Ahora, hay un aumento adicional del 20% propiciado, en buena medida, por la entrada de un centenar de policías locales nuevos.

El operativo fue presentado por la concejala de Seguridad Ciudadana, Amaia Arregi, que estuvo acompañada por el director del área, Adolfo Alustiza, y el director de Protección Civil, Andoni Oleagordia. Aparte de más agentes en la calle, se intensificará la videovigilancia en el recinto festivo -no se ofrecen datos sobre el número de cámaras ni su ubicación- y se prestará especial atención a la lucha contra las agresiones sexuales. Este año, tras la violación grupal del parque Etxebarria, los ánimos están aún más caldeados. Por eso, los agentes (que patrullarán de uniforme, pero también de paisano) prestarán especial atención a las afueras del recinto festivo, donde se reforzará el operativo, ya que «la gran mayoría de las agresiones se producen cuando se vuelve a casa» y ahora «tenemos suficiente personal».

Arranque de los fuegos

La concejala Arregi animó a utilizar la aplicación móvil 'AgreStop', que lleva operativa más de un año, se la han descargado 15.000 personas, y que facilita enviar una alerta a la Policía cuando alguien se siente amenazado. Durante el último ejercicio se han recibido 298 alertas, pero sólo dos fueron reales (el resto se trató de falsas alarmas o experimentos de los usuarios), y en una se procedió a una detención.

Desde el Ayuntamiento no se ha hecho demasiado caso al llamamiento de Bilboko Konpartsak, que pedía reducir la presencia policial en el recinto festivo porque los agentes aportan una imagen «gris» que no favorece el buen ambiente. «La seguridad es una prioridad para el Ayuntamiento, no es negociable», dijo, tajante, la concejal. Además, recordó que «el 81,6% de la ciudadanía de Bilbao ve positivo que haya más efectivos en la calle, frente a un 5% que lo ve como negativo».

Durante la presentación también se informó de que para indicar el inicio de los fuegos artificiales se podrá ver «un arrebato de luz y color», una especie de traca de cohetes, durante alrededor de medio minuto, una innovación que sustituirá al encendido del cartel de Euskaltel.