Álava Dmoda

Cómo cuidar el pelo de tus hijos en verano

Cómo cuidar el pelo de tus hijos en verano
Fotolia

Evita que el cabello de los niños se resienta en la época estival con estos sencillos trucos

LUCÍA CARRERA PÉREZ

El verano es sinónimo de playa, piscina, altas temperaturas y mucho sol. Para los más pequeños de la casa todo esto significa disfrutar de la mejor época del año tras el curso escolar y, para los padres, nuevos retos a los que hacer frente sobre el cuidado de sus hijos.

Si el cabello de los adultos se resiente en la temporada estival, el de los niños también y puede ser importante conocer algunos trucos para mantenerlo sano y fuerte. Los cloros de las piscinas, el agua salada y la incidencia del sol causan daños en el pelo que se pueden prevenir. El principal problema que surge con la exposición del cabello a todos estos agentes es que se vuelva seco, más frágil y más propenso a romperse.

Trucos para mantener sano el pelo de los peques

Los champús 2 en 1 son una buena manera de cuidar el cabello de los niños. Además de ahorrar tiempo, permiten un cuidado saludable. Existen champús con estas propiedades compuestos por ingredientes naturales.

Usar peines de púas anchas. Empieza a cepillar el pelo desde abajo, subiendo poco a poco. Evita dar tirones sobre el cabello húmedo o mojado ya que es cuando más se rompe. Las gomas del pelo de toda la vida también provocan que se rompa el cabello, los coleteros de tela son menos agresivos.

En cuanto al lavado del cabello, es importante mojar el pelo de los pequeños de la casa antes de que se metan en la piscina o en el mar. De esa forma se evita que los productos del agua o la sal sean absorbidos directamente por el pelo. Es bueno lavar el pelo en profundidad después de los baños, para eliminar todos los restos. Aprovecha que es verano para evitar los secadores, que también dañan el cabello y deja que el pelo se seque al aire.

Para un cuidado óptimo, lo ideal es cortar el pelo de los niños antes y después del verano, de esta forma, si lo tienen largo, con cortar solamente las puntas debería ser suficiente. Sin embargo, siempre puedes optar por cortar el pelo al acabar la temporada de playa, para sanearlo y que empiecen el colegio con una melena estupenda.

Champús reparadores

Cuidado con este tipo de champús. Aunque su etiqueta indique que son reparadores, la Organización del Consumidor (OCU) advierte de que no hay ningún champú con propiedad de reparar el cabello dañado. El cabello humano es una fibra sin vida que no tiene capacidad de reparación, ni de forma propia ni a través de ningún producto. Sí pueden utilizarse para mejorar el aspecto de la melena y darle brillo y suavidad.

Los piojos en verano

Los piojos no cogen vacaciones durante los meses de calor, todo lo contrario, aparecen con más fuerza y saltan con mayor facilidad de cabeza en cabeza debido a los campamentos, donde los niños están en contacto constante unos con otros; las piscinas, por la misma razón; o los deportes en los que los más pequeños comparten ropa. Prevenir su contagio es complicado, sin embargo, sí se pueden detectar a tiempo observando el cuero cabelludo de los niños. Detectados estos parásitos, hay que pasar una lendrera por todo el cabello para acabar con ellos y estar pendiente de las liendres que pueden quedar para eliminarlas con productos especializados. Cuando en casa hay un niño con piojos recuerda seguir el sencillo protocolo de lavar las sábanas, toallas y toda la ropa a 60 grados. También es buena idea meter los cepillos del pelo en el congelador.