Álava Dmoda

¿Cómo tenemos que ir vestidos a la oficina en verano?

¿Cómo tenemos que ir vestidos a la oficina en verano?

Esta pregunta es recurrente entre muchos trabajadores cuando empieza la temporada estival. Te mostramos algunas opciones para adecuar tu look a las altas temperaturas sin renunciar a las normas establecidas por tu empresa

MARÍA CALVO

Con la llegada del calor, los códigos de oficina se relajan y los horarios laborales se acortan. Cómo ir vestido al trabajo sin perder la compostura ni asfixiarte en el intento es uno de los quebraderos de cabeza a nivel estilístico más recurrentes en verano. En muchas empresas el 'dress-code' es inflexible y existen prendas 'tabú' como los pantalones cortos, las minifaldas, las sandalias y, sobre todo, las chancletas. Sin embargo, con un mínimo de ingenio se pueden cambiar las tornas y adecuarse a la época estival para sacar el máximo partido a tus rutinarios looks. La clave está en buscar un punto medio y prestar atención a los tejidos. La lógica ancestral de nuestras abuelas lo corrobora: ellas conseguían mantener la casa fresca en verano cambiando las cortinas y las sábanas de invierno por otras de hilo o lino. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con la ropa? Si los aparatos de aire acondicionado no son tus mejores compañeros de oficina y tus jefes son reacios a dejar de lado el traje, aquí te traemos una serie de combinaciones que agradarán a toda la plantilla. Cada empresa es un mundo y cada cual debe vestir según su criterio, pero aquí van algunas ideas vistas en 'street-style' que te pueden servir de ayuda.

La solución para la que siempre tienen que llevar tacón

La esclavitud de los tacones en el trabajo ha llevado a las mujeres japonesas a imponerse frente a esta cruel normativa laboral. Pasar 8 horas al día durante 5 días a la semana subida a unos tacones puede ocasionar graves problemas de salud. Sin embargo, la moda nos brinda soluciones para hacer más llevadera la vida de aquellas a las que todavía no les queda más remedio que aceptar ese obsoleto concepto de elegancia, cuyo listón sobrepasa los 9 centímetros de altura. Se trata de los zapatos o sandalias de tacón 'midi', de entre 3 y 4 centímetros, con los que sumarás altura sin renunciar a la comodidad. Las que más saben de moda los llevan en masa y, realmente, estilizan lo mismo. Otro punto a favor es apostar por las cuñas de esparto o los tacones cuadrados que te permiten tener una pisada más equilibrada.

Es cierto que en cuanto a los looks, las mujeres tenemos un amplio abanico de posibilidades para construir looks acordes con cada marco laboral. Desde un vestido vaporoso hasta unos vaqueros con camiseta blanca o unos 'shorts' con americana pueden ser buenos aliados en las jornadas laborales de verano.

El caso de los hombres quizás sea el más complicado. Hoy en día, sobre todo en las profesiones más creativas, los códigos de vestimenta masculinos no se rigen por ningún límite estético: lo mismo puedes ir en bermudas que con camisas hawaianas. En otros trabajos, en el mejor de lo casos, tan solo prohíben los pantalones cortos, las camisetas sin mangas o las denostadas chanclas. La peor parte se la llevan los grandes ejecutivos, a los que se asocia en el imaginario común al traje de chaqueta y al maletín. Para todos ellos, tenemos soluciones para construir un look de oficina más relajado pero adecuado a los códigos estéticos de cada empresa.

La solución cuando no te obligan a llevar traje pero sí un estilismo formal

El dos piezas puede resultar de lo más estresante para aquellos que se enfrentan a las intensivas jornadas laborales de verano. Por eso, la solución más efectiva y ampliamente extendida en muchas oficinas es librarse de la corbata y apostar por las camisas. Siempre serán blancas, azules o rosas, irán metidas por dentro del pantalón y nunca se deben ceñir demasiado al cuerpo (opta por las hechuras 'custom fit' o 'tailored fit'). Se pueden combinar con pantalones sastre o chinos, normalmente, en colores beige o azul marino. Un zapato marrón oscuro siempre será una apuesta segura. Si quieres crear un look más relajado todavía y si tu empresa lo permite, también encajan de maravilla con vaqueros y un par de 'sneakers'.

La solución si la americana es obligatoria

Habrá empresas en las que siempre se exija llevar chaqueta. Ya sabemos que cuando el calor hace su entrada triunfal, también aparecen de forma inherente esas antiestéticas marcas de sudor en las camisas. En este caso, podremos optar por dejar de lado los trajes de chaqueta convencionales y apostar por los que están confeccionados en tejidos frescos como el lino. Esto también es extrapolable a las camisas. Otra idea vista en 'street-style' es llevar una camiseta por debajo, con americana oscura y pantalones claros, todo un acierto con un toque de tendencia.

La solución para llevar bermudas y crear un estilismo formal

Quizás sea la prenda que más controversia genera en las empresas: pantalones cortos para hombres en el trabajo, ¿sí o no? Esta prenda que roza los límites del 'dress-code' de oficina, puede conseguir un tono más formal si la combinamos con camisas de manga larga, que pueden resultar de lo más favorecedoras con el simple gesto de doblar sus mangas a la altura del codo. En general, se desaconsejan las camisas de manga corta. En su lugar, los polos son una buena opción, con ese punto formal y 'preppy' puedes conseguir un aspecto de lo más respetable para ir a la oficina.

Temas

Moda