El triunfo sin precedentes de los diseñadores vascos en la pasarela catalana

El triunfo sin precedentes de los diseñadores vascos en la pasarela catalana

La pasarela 080 Barcelona ha hecho posible el debut de la bilbaína Laura Vecino y ha galardonado al guipuzcoano Eñaut Barruetabeña como mejor diseñador emergente

María Calvo
MARÍA CALVO

Parece que este año el diseño vasco se consolida sobre las pasarelas con más cobertura de nuestro país. Mientras MAL Studio Project espera su estreno en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, que se celebrará del 5 al 10 de julio en la capital, otros ya saborean las mieles del éxito tras su paso por la prestigiosa pasarela 080 de Barcelona, que cada año se celebra a finales de junio. En el emblemático recinto modernista de Sant Pau se han podido ver las tendencias que reinarán esta temporada en 'street-style', mientras que la última jornada se ha reservado para la moda baño, cuyos desfiles se han llevado a cabo en el nuevo Port Marina Vela. Precisamente este ha sido el escenario del debut sobre la pasarela de la bilbaína Laura Vecino, quien hace unos meses se lanzó a la aventura de fundar su proyecto más ambicioso: una línea de bikinis y bañadores englobados bajo su firma homónima.

Había máxima expectación por ver la colección primavera-verano 2019 de la vizcaína, quien ahora reside en Barcelona junto a Rafael Medina y sus dos hijos en común. Acompañada por su marido y su cuñado, Luis Medina, presentaba un pase de líneas limpias y tejidos de calidad que buscan siempre favorecer el cuerpo de la mujer, haciendo hincapié en patrones muy cuidados. Definir su marca es hablar de diseño, sofisticación, calidad, personalidad, sostenibilidad y artesanía. Y es que Laura Siempre ha figurado en las listas de las más elegantes de nuestro país y no es de extrañar que haya sacado partido de su buen olfato para la moda probando suerte dentro del mundo del diseño.

Laura Vecino cursó estudios de Arquitectura Técnica en la Universidad de Navarra y completó su formación en Nueva York, en la Parsons School of Design, para luego dedicarse al mundo de la arquitectura y el diseño. Después de centrarse más de una década en la arquitectura, da un giro a su carrera y se adentra en su gran pasión, la moda, de la mano de la firma internacional MANGO. Tras los últimos años, en los que ha estado centrada en el diseño de moda de baño, en 2019 decide, con éxito, dar el gran salto. «Ayer desfilé con mi marca 'LAURAVECINO' por primera vez en la Pasarela 080 de Barcelona y fue increíble! […] Trabajamos muy duro, dimos lo mejor de nosotras y lo disfrutamos a tope. GRACIAS», escribía la diseñadora en su perfil personal de Instagram.

Durante tres días de pases sin tregua, en los que siempre se da especial proyección a las firmas catalanas, esta vigesimocuarta edición ha puesto el broche de oro con una entrega de premios en la que ha destacado otro nombre vasco: EÑAUT.

Junto a Sonia Carrasco, Eñaut Barruetabeña ha sido premiado con el Premio Nacional 080 al mejor diseñador emergente por su nueva colección, Newfoundland», un homenaje a su tierra, con una propuesta que pretende introducir la ropa de arrantzales del País Vasco del siglo XVI con el armario masculino. Sobre la pasarela, los modelos han lucido una selección de looks con tejidos técnicos y, a su vez, fluidos, donde el granate ha sido el color común en cada uno de ellos, combinados con el clásico blanco y negro. Chaquetas con flecos, camisas extra largas, o camisetas de red.

Su colección cuenta su propia historia, que ha relatado así: «Siglo XVI. 'Newfoundland'. Costa de Canadá. La nao San Juan surca el océano Atlántico a la caza de ballenas. Las txalupas salen tras los cetáceos. Desembarcan en Red Bay, donde únicamente quedan los esqueletos. Agotados y curtidos tras meses en el mar, los cazadores regresan a su tierra natal. Vuelven al País Vasco. Inspirada en los balleneros vascos, 'Newfoundland' es una colección masculina que busca llevar la estética de estos pescadores al hombre moderno actual».

Eñaut Barruetabeña, nació en Guipúzcoa y se estableció en Barcelona. Después de dos cursos de arquitectura, se matriculó en IED, donde se graduó en Diseño de Moda en 2017. Ha colaborado con Llamazares, Delgado y Josep Abril, con quien participó hace dos ediciones de 080 Barcelona Fashion. Después de unos meses en Bershka como diseñador, en 2018 ganó el concurso 'REC.0/080 Barcelona Fashion al Mejor Diseñador'. Con una estética minimalista, la firma EÑAUT pone mucha atención al detalle, mima su patronaje y apuesta por tejidos orgánicos. Su ropa está pensada para el hombre actual, preocupado por su imagen, amante del arte y del diseño.

Eñaut ha reconocido que «es toda una oportunidad porque acabo de empezar». Este premio está dotado con 15.000 euros y tiene como objetivo apoyar a los creadores noveles con menos de 4 colecciones o facturación inferior a los 50.000€. El ganador presentará su próxima colección en la siguiente edición de 080 Barcelona Fashion, y una muestra de la colección ganadora pasará a formar parte del Museo Textil y de la Indumentaria de Cataluña.

El auge de la moda sostenible

En el marco de la clausura, la consellera Meritxell Budó ha destacado que «la moda es un sector estratégico para el país, que se basa en la innovación, que necesita más y mejor oferta de formación y, sobre todo, un sector que tenemos que reconocer todavía más en todo el mundo». Asimismo, Budó ha querido poner en valor el hecho de que «la edición que ahora cerramos de 080 Barcelona Fashion, ha apostado por la moda sostenible, la economía circular y el 'fash-tech', y os queremos felicitar porque tenemos que apostar necesariamente por otra forma de producir y consumir», tal y como han demostrado tanto Laura Vecino como Eñaut Barruetabeña.